Necrológicas
  • Salvador Yeber Campos
  • Francisco Antonio Catalán Leiton
  • Silva González Cárcamo
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Artesanos piden quedarse en la plaza hasta abril de 2015

Cinco de los ocho concejales del municipio local acudieron al encuentro convocado por los vendedores
para definir su futuro en el centro de la ciudad.

Por La Prensa Austral miércoles 17 de septiembre del 2014

Compartir esta noticia
10
Visitas


A las 15,30 horas de ayer, un grupo de, al menos, 15 artesanos llegó puntual hasta el hall de acceso de la Municipalidad de Punta Arenas, visiblemente inquietos ante el encuentro que sostendrían con el alcalde Emilio Boccazzi y los concejales, convocados por la agrupación para pedir explicaciones por la sentencia de la última sesión de Concejo tendiente a su erradicación de la Plaza de Armas a fines de septiembre.

Al encuentro acudieron cinco de los ocho ediles que integran el Concejo Comunal, quienes junto a Boccazzi y cerca de una treintena de artesanos sostuvieron una tensa reunión que se inició con los cuestionamientos de los trabajadores a la determinación adoptada por los concejales, calificándola de arbitraria y desleal para con la agrupación.

La presidenta de una de las asociaciones de artesanos que operan en la Plaza de Armas, Georgina Villarroel, fue la primera en tomar la palabra, señalando su preocupación al respecto: “Estamos bastante complicados, porque esta decisión va a generar un problema muy grande a todos los que trabajamos en la plaza y a nuestras familias”, declarando su molestia por no haber sido oficiados directamente sobre esta determinación y solicitando a las autoridades un nuevo acuerdo que favorezca a ambas partes.

Más de 30 locales

El conflicto entre artesanos y ediles cobró ribetes especialmente complejos cuando el alcalde enrostró a los trabajadores su “falta de compromiso” por haberse negado durante estos años a utilizar el Centro Artesanal, recinto construido para ellos, con más de 30 puestos que, desde su puesta en marcha, a fines de 2012, estaría siendo “subutilizado” por los trabajadores.

Refiriéndose a ellos, declaró: “Yo principalmente he cumplido todas mis palabras y así como ustedes están molestos, yo también me siento engañado, porque se les dio la posibilidad de tener el Centro Artesanal y la plaza interinamente y dejaron el Centro Artesanal botado y la verdad es que así no se va a levantar nunca el Centro Artesanal”.

El concejal José Aguilante fue el primero en responder a los artesanos, señalando que: “Hemos sido bastante consecuentes. Aquí siempre hubo un compromiso de que la plaza debía desocuparse y debía instalarse un Centro Artesanal y es por eso que se construyó para dar prioridad a los artesanos de la plaza y que lo puedan ocupar”.
Si bien la agrupación reconoció la importancia de la construcción del centro, arguyeron que el recinto no cumple, actualmente, con los requerimientos de los artesanos respecto a niveles de venta que les permita obtener las ganancias necesarias para subsistir, señalando que quienes han probado utilizar el recinto, no han logrado desarrollar las ventas que sí obtienen en la Plaza de Armas.

En consecuencia, el concejal Mario Pascual expuso la necesidad de potenciar el centro, ya sea a través de un reacondicionamiento físico, el arreglo de parte de la infraestructura y otras materias que conviertan al lugar en un verdadero atractivo turístico.

Propuesta

Considerando las ideas de los asistentes, la petición final de los trabajadores busca que, por un lado, se potencie el Centro Artesanal para que se convierta, efectivamente, en un polo de atracción turística a través de una mayor visibilidad, solicitando a Boccazzi permitir a los artesanos permanecer, al menos, durante una última temporada en la Plaza de Armas, mientras se busca la manera de concretar esta solución.

En palabras de Villarroel: “El planteamiento nuestro es que por este año nos dejen en la plaza. Todavía no podemos decir que existe esa posibilidad, tenemos que esperar la decisión del municipio, pero ojalá eso se concrete, porque solucionaría el problema de mucha gente que se ha endeudado para comprar sus materiales. Esa sería una gran solución”.

Al respecto, el alcalde, si bien declaró que la idea será conversada con el resto de los concejales, sostuvo que es poco probable cambiar la decisión zanjada en forma unánime por el concejo durante la semana anterior. No obstante, se mostró abierto a tratar esta opción a fin de resolver el conflicto lo antes posible y evitar nuevos desencuentros con los trabajadores de la plaza.

De concretarse este acuerdo, los artesanos establecerían un compromiso formal mediante un documento escrito, asumiendo su obligación de abandonar la plaza a fines de la temporada turística 2014-2015 para tomar su labor definitivamente en el Centro de Artesanos ubicado a un costado del mercado municipal.