Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz

Aspera disputa entre parlamentarios magallánicos llega a los tribunales

Una demanda civil por difamación presentó ante la Corte de Apelaciones de Santiago el diputado independiente, Miodrag Marinovic Solo de Zaldívar, en contra del senador también independiente Carlos Bianchi Chelech, su hijo, el consejero regional Karim Bianchi Retamales, y el asesor comunicacional del senador, Claudio Barrientos Moll.
[…]

Por La Prensa Austral martes 2 de octubre del 2012

Compartir esta noticia
18
Visitas


Una demanda civil por difamación presentó ante la Corte de Apelaciones de Santiago el diputado independiente, Miodrag Marinovic Solo de Zaldívar, en contra del senador también independiente Carlos Bianchi Chelech, su hijo, el consejero regional Karim Bianchi Retamales, y el asesor comunicacional del senador, Claudio Barrientos Moll.

El requerimiento judicial, ingresado el pasado miércoles 26 de septiembre ante el tribunal de alzada de la capital, fue presentado por el abogado Luis Eduardo Villarroel Somoza y se basa en el supuesto menoscabo de la imagen pública del legislador independiente magallánico, a través de diversas publicaciones y comentarios expresados en medios de comunicación y también en las redes sociales.

Marinovic exige una compensación económica de los demandados de 700 millones de pesos, en razón a que según su convicción éstos han puesto en tela de juicio su probidad en varias materias de orden legislativo, como por ejemplo su voto favorable que permitió al gobierno de Sebastián Piñera aprobar la Ley de Presupuesto del año pasado. En la ocasión, el diputado independiente justificó su apoyo a la partida presupuestaria, señalando que con ello se había obtenido mayores recursos para la Educación y por ende para los fondos destinados a la beca universitaria para los estudiantes de nuestra región. Otro cuestionamiento que resiente Marinovic es la crítica adversa que se le formula por su respaldo a la hora de votar en el Parlamento la denominada Ley Corta de Pesca, lo que de acuerdo a los detractores de esta normativa legal significó seguir validando las concesiones marítimas a los grandes grupos económicos en desmedro de los pescadores artesanales

De acuerdo a lo informado, el próximo viernes la Corte de Apelaciones analizará viabilidad del libelo. De ser aceptado, el tribunal deberá designar un ministro de fuero para que lleve adelante el conocimiento de la causa, en consideración a la investidura parlamentaria de ambos contendientes.

Vínculo agrietado

De esta forma, las diferencias sostenidas a lo largo del último tiempo entre los parlamentarios independientes magallánicos salta del ámbito público a la esfera judicial.
La relación entre ambos políticos comenzó a fraguarse previo a la elección parlamentaria de diciembre de 2005. En ese entonces Bianchi apoyó a Marinovic en su primera campaña a diputado -donde perdió- y también en los siguiente comicios de 2009, en los que sí resultó electo.
Sin embargo, la crisis del gas surgida en enero de 2011 y las posturas disímiles adoptadas ante esta movilización ciudadana, trizó el vínculo entre ambos. A partir de allí se quitaron el saludo y separaron sus oficinas de trabajo legislativo, además de enfrascarse con cierta frecuencia en críticas reciprocas a través de los medios, que alcanzó su punto cúlmine el pasado viernes 31 de agosto con una inserción pública del senador Bianchi, en la que éste alertaba a la comunidad de que iba a ser objeto de una suerte de campaña de hostigamiento “que tiene por objeto deshonrarme, desacreditar y perjudicar mi trabajo parlamentario”.

La triada que no fue

Como dato anecdótico, cabe señalar que en los comicios municipales de 2009, ambos representantes parlamentarios de Magallanes -que en ese entonces hacían gala de una unidad granítica-, apoyaron y trabajaron mancomunadamente para lograr la elección del independiente Vladimiro Mimica Cárcamo como alcalde de Punta Arenas. No obstante, a poco de que el relator deportivo se empoderara en el cargo, éste se desembarcó de la mentada triada regionalista para iniciar su gestión edilicia alejado de sus transitorios y efímeros aliados electorales.