Necrológicas

Aumentan carreras movilizadas en la Universidad del Mar

La falta de liquidez que enfrenta la Universidad del Mar está poco a poco saliendo a luz pública debido a la paralización de actividades que un grupo de docentes de la carrera de Derecho inició el jueves pasado, por el no pago de sueldos y otras falencias pedagógicas.
[…]

Por La Prensa Austral martes 29 de noviembre del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
24
Visitas


La falta de liquidez que enfrenta la Universidad del Mar está poco a poco saliendo a luz pública debido a la paralización de actividades que un grupo de docentes de la carrera de Derecho inició el jueves pasado, por el no pago de sueldos y otras falencias pedagógicas.

Este hecho abrió la puerta a una realidad que estaba ocurriendo hace unos meses, pero que se mantenía oculta. Un docente que prefirió no revelar su nombre, entregó detalles de la situación y aseguró que al menos cinco carreras adhirieron al paro por el mismo motivo: Enfermería (nivel técnico y profesional), Kinesiología, Fonoaudiología y Psicología.

En Derecho, son 15 profesores, de los cuales 13 no habrían recibido pago efectivo del último semestre, correspondientes a unos 6 millones de pesos -y no 4 millones como afirmó el rector Jorge Aspee-. A nivel general, podrían bordear los 19 millones de pesos, incluyendo algunos funcionarios no docentes.

“Las imposiciones no se han cancelado desde agosto y los sueldos se deben cuotas del último semestre; e incluso, del año pasado. El día que votamos ir a paro entregó (el rector) cheques caducos”, afirmó una fuente, explicando que fueron emitidos a nivel central (Viña del Mar) y cuando son de otra plaza tienen 90 días de vigencia.

Pero la única preocupación no es el pago de sueldos. Los profesores además denuncian que las condiciones para impartir clases no son las adecuadas. Ejemplo de ello es que no existe una biblioteca con los libros solicitados en el plan de estudios y los estudiantes no cuentan con una clínica jurídica, esencial para la práctica de la profesión. “Sin clínica jurídica no podemos evaluar lo que nuestros estudiantes han aprendido”, precisó el docente.

En marzo, cuando se retiró el anterior jefe de carrera, Max Müller, se quedaron sin clínica debido a que él junto a la colaboración de los propios alumnos la mantenían. Hace un mes asumió la ex directora de la Junaeb y ex contralora regional, Carmen González, quien “se encontró con todo este desorden”, dijo.

“El rector no es interlocutor válido”

Esta situación fue conversada por los docentes de Derecho con el rector Jorge Aspee el 27 de octubre, quien se habría comprometido a cancelar los honorarios el 15 de noviembre y a concertar otra reunión para evaluar los avances de las demandas. Sin embargo, ninguno de los dos acuerdos se habría cumplido. “El rector ya no es un interlocutor válido para nosotros porque nos dio su palabra y no la cumplió”, expresó uno de los profesores que estuvo presente. Por este motivo, enviaron una carta a nivel central y están a la espera de una respuesta. “Queremos que nos pongan otra persona como interlocutor porque no nos vamos a sentar a conversar con el señor Aspee”, aseguró, señalando que es condición sine qua non para que se deponga el paro.

La autoridad se encuentra en Viña del Mar, pero llegaría hoy para reunirse con los estudiantes de Derecho en una asamblea que ellos denominan de “protocolo”.

Incertidumbre estudiantil

Los alumnos de Derecho ofrecieron ayer una conferencia para dar a conocer los motivos de la movilización y el escenario que enfrentan los estudiantes. La vocera, Priscilla Delgado, desestimó la posibilidad de quiebra de la universidad, pero manifestó su preocupación por el futuro de los alumnos. “Existe temor a que nos cierren la carrera o que emigren todos los profesores y nosotros quedemos indefensos. ¿Qué hacemos? La mayoría trabajamos y tenemos familia, entonces se torna súper complejo”, expresó.
La estudiante respaldó las demandas de los docentes y aclaró que “estamos movilizados en respuesta al paro de los profesores”, señalando que ellos quieren clases, pero que en las circunstancias actuales escapa de su responsabilidad.

En tanto, criticó que las autoridades universitarias argumenten que por el estado de morosidad de los alumnos no se puedan pagar los sueldos, revelando que en la tarde de ayer publicaron un listado con la deuda de los estudiantes y les informaron que un 40% presentaba mora. “La estabilidad de los profesores no puede estar condicionada a nuestros pagos”, sentenció.