Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Autoridades valoran apertura de 833,7 hectáreas al área urbana

Las autoridades regionales de Vivienda destacaron la aprobación por unanimidad de la modificación al Plan Regulador Comunal de Punta Arenas, instrumento de planificación territorial financiado por el Minvu.
[…]

Por La Prensa Austral sábado 17 de noviembre del 2012

Compartir esta noticia
24
Visitas


Las autoridades regionales de Vivienda destacaron la aprobación por unanimidad de la modificación al Plan Regulador Comunal de Punta Arenas, instrumento de planificación territorial financiado por el Minvu.

El seremi (s) de Vivienda y Urbanismo, Atircio Aguilera, señaló que su cartera siempre ha estado dispuesta a actualizar los instrumentos de planificación territorial y, en particular, se hizo un gran esfuerzo para financiarlo, con una inversión superior a los 200 millones de pesos. Como organismo técnico ligado al desarrollo de este instrumento, el ministerio aprobó sus etapas y emitió el informe favorable que permitiera al Consejo Regional hacer un análisis profundo de la materia y lograr la aprobación definitiva.

El Plan Regulador integra 833,7 nuevas hectáreas al área urbana al considerar la ampliación del límite urbano vigente en sus sectores norte y poniente. Hacia el norte se incorporó la zona dispuesta entre el área urbana vigente de Río Seco y el área urbana de Punta Arenas, equivalentes a 541,4 hectáreas. Por su parte, la ampliación hacia el poniente está supeditada al trazado de la Avenida Circunvalación, que permite vincular los extremos norte y sur de la ciudad en su parte más alta.

En tal sentido, “el ordenamiento y el disponer del suelo para el desarrollo de la ciudad, incorporando una cantidad que supera en 800 hectáreas lo que es radio urbano, más una zona de expansión de más de 1.900 hectáreas, nos permite planificar y trazar nuevos desafíos para el mediano y largo plazo, especialmente en todo lo que dice relación con la parte habitacional”, subrayó

 Alcances

 Cristian Ormeño, director regional del Serviu, destacó que este nuevo Plan Regulador era imprescindible, ya que el anterior data de 1988, y la ciudad ha cambiado mucho en este tiempo, haciendo muy necesaria su actualización.

Como consecuencias básicas, remarcó que se pone a disposición del suelo habitacional una gran cantidad de hectáreas en sectores donde no estaba permitido construir loteos de vivienda. Asimismo, se aumenta la densidad en algunos sectores, permitiendo más construcción de edificación en altura, lo que propicia el desarrollo de nuevos proyectos habitacionales tanto por parte de entidades públicas como privadas.

“De igual forma, con la nueva normativa se mejoran las ofertas, por lo que esperamos que bajen los precios de los suelos o que se acerquen a un límite más realista, donde sea posible construir viviendas para segmentos altos, medios, emergentes”, añadió. De ahí la intención de que los sectores público y privado en conjunto puedan desarrollar proyectos de integración social e iniciativas de tipo social también en diversos sectores de la ciudad.