Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Calidad ambiental, paisaje y patrimonio son las principales inquietudes ante Plan Regulador

Basta con sortear dos puertas de la planta baja del Palacio José Montes, en Plaza Muñoz Gamero, para tener acceso al proyecto de nuevo Plan Regulador.
[…]

Por La Prensa Austral sábado 24 de septiembre del 2011

Compartir esta noticia
44
Visitas


Basta con sortear dos puertas de la planta baja del Palacio José Montes, en Plaza Muñoz Gamero, para tener acceso al proyecto de nuevo Plan Regulador.

Diariamente, magallánicos de todas las edades llegan para informarse, efectuar consultas y hacer presente observaciones, en una especie de antesala para lo que será la audiencia pública del 6 y 7 de octubre.

Patricia Jiménez es la asesora urbanista de la municipalidad, una especie de “protectora” del proyecto, siempre con la mejor disposición para atender las inquietudes de la comunidad respecto del tema.

La ex seremi de Vivienda destaca la preocupación de los puntarenenses por la calidad ambiental urbana e, incluso, de los sectores periurbanos, la alta valoración del paisaje del estrecho de Magallanes, del Humedal Tres Puentes, y de su patrimonio histórico. “Y otra cuestión no menor, es la férrea defensa que han hecho en pos de conservar las formas de vida de los barrios tradicionales”, enfatiza.

– Hasta el momento, ¿cómo se evalúa el interés de la comunidad por el Plan Regulador?

– “En general hay interés en conocerlo; en lo particular, en cómo afecta a la propiedad privada y, en menor grado, en cómo afecta a la ciudad en su conjunto. Si bien los intereses particulares de los actores privados y públicos son legítimos, no hay que olvidar que este instrumento está pensado para orientar un desarrollo urbano sustentable a mediano y largo plazo”.

– Este tipo de instrumentos surge además como una instancia importante de participación ciudadana.

– “Claro, una participación ciudadana bastante amplia y abierta. La comunidad organizada se ha manifestado claramente respecto de la imagen de ciudad que se quiere y, especialmente, respecto de conservar el carácter residencial de los barrios, por tanto es esperable que se responda en buena parte a las inquietudes y observaciones que la comunidad realice. En lo personal, creo que esta instancia de discusión con los distintos grupos de interés, privados y públicos, abre la posibilidad de incorporar aportaciones y críticas válidas. Cada observación bien fundada es una nueva oportunidad para la ciudad, hay que verlo así”.

– ¿Cuántas observaciones han llegado desde que se inició el proceso de exhibición?

– “Diariamente hay personas que se acercan para consultar por alguna situación en particular, y se les da respuesta de inmediato, de manera que algunas consultas no necesariamente ameritan ser ingresadas como observaciones al plan. Siempre se les insta a realizar las observaciones que estimen convenientes, aclarándoles que se trata de un proyecto que es susceptible de modificarse hasta el momento de su aprobación por parte del Concejo Municipal e, incluso, puede modificarse todas las veces que sea necesario. Hoy se está cambiando íntegramente por primera vez desde 1988, pero hubo numerosas modificaciones en el pasado que se aprobaron para dar cabida o viabilizar algún proyecto en particular, incluso para crear nuevas zonas urbanas, tal fue el caso del Seccional Leñadura”.
 
– ¿Cuáles son las consultas más recurrentes o las observaciones principales?

– “Algunas personas consultan sobre temas que no son del ámbito de acción del plan, es decir que no se resuelven mediante la modificación del instrumento, ante lo cual se explica en qué consiste un Plan Regulador Comunal y su finalidad. Básicamente se les explica que el plan establece el cómo y dónde se ubican las distintas actividades en el territorio, y cuáles son las condiciones de edificación del punto de vista normativo. Se les aclara además que, si bien se plantea desarrollar una serie de proyectos urbanos estratégicos, el plan no define la construcción de algún proyecto en específico.

“En general se consulta sobre la proyección o apertura de alguna nueva calle y cómo afectaría la propiedad privada, o qué implicancias tiene la declaratoria de un inmueble de conservación histórica para su propietario. Las menos veces se consulta sobre los aspectos urbanos de la ciudad, tales como las nuevas áreas verdes de uso público, o la altura de edificación”.

Terrenos del Club Hípico

 – ¿Alguna novedad con respecto al tema de los terrenos del Club Hípico?

– “No hay mayor novedad, más allá de lo que ya se conoce a través de los medios de comunicación respecto de las distintas posiciones. Lo importante es tener claro que, en este caso, el Concejo Municipal está plenamente facultado para pronunciarse sobre este proyecto, pudiendo acoger o no las observaciones que se ingresen al respecto. Es decir, los terrenos del Club Hípico podrían mantener las condiciones normativas vigentes si el Concejo así lo decide. Ahora, siempre está la posibilidad de realizarse una nueva modificación para abordar una propuesta de reconversión urbana para este terreno, o cualquier otro, una que cuente con la voluntad mayoritaria”.