Necrológicas
  • Salvador Yeber Campos
  • Francisco Antonio Catalán Leiton
  • Silva González Cárcamo
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Camionero argentino detenido con droga, arma y municiones en Monte Aymond

En el control fronterizo de Monte Aymond fue detenido en la noche del miércoles el camionero argentino, acusado de porte de clorhidrato de cocaína, un arma y municiones. El chofer de un camión Scania, de la empresa Oro Negro, fue identificado como Carlos Emanuel Peralta.
[…]

Por La Prensa Austral viernes 27 de junio del 2014

Compartir esta noticia
41
Visitas


En el control fronterizo de Monte Aymond fue detenido en la noche del miércoles el camionero argentino, acusado de porte de clorhidrato de cocaína, un arma y municiones. El chofer de un camión Scania, de la empresa Oro Negro, fue identificado como Carlos Emanuel Peralta.
El procedimiento se originó alrededor de las 20,30 horas del miércoles, en circunstancias que personal de Aduanas realizaba la revisión del vehículo de carga, encontrando dos envoltorios plásticos en cuyo interior se ocultaban 5 gramos de cocaína.
Asimismo, el hallazgo derivó en una nerviosa conducta del chofer. Esto generó una revisión corporal encontrándose en el cinto de su pantalón una pistola de 9 milímetros, semiautomática, de fabricación argentina, la cual mantenía su número de serie borrado, y junto a ella, en uno de sus bolsillos, un total de 28 municiones, armamento que no había declarado previamente y para el cual poseía ficha de transporte o permiso para su porte.
Ante este hallazgo, Peralta fue puesto a disposición de Carabineros de la Tenencia de Monte Aymond, quienes durante la madrugada lo trasladaron a Punta Arenas para la constatación de lesiones, siendo derivado luego al Centro de Justicia, donde enfrentó audiencia de control de detención y formalización del cargos.
En dicho procedimiento, el fiscal Oliver Rammsy, formalizó investigación en su contra por infracción a la Ley 20.000, ofreciendo de inmediato una suspensión de la causa, con las condiciones de que el imputado abandone el país y no vuelva a ingresar por un plazo de 2 años, renunciando también a los derechos sobre el arma a fin de destruirla junto con las balas, opción que el ciudadano argentino aceptó, recobrando de inmediato su libertad.