Necrológicas
  • Aroldo Andrade Andrade
  • María Lucinda Levill Levill

“Carabineros nos salvó la vida”

José Chávez Vargas (69 años) y María González Galindo (64) lograron escapar de las llamas la madrugada
de ayer gracias a la intervención de los efectivos policiales.

Por La Prensa Austral martes 29 de marzo del 2011

Compartir esta noticia
9
Visitas


Gabriel Leiva, corresponsal

En medio del sueño, un leve golpe lo despertó, otro de mayor ruido lo hizo levantarse y salir de su dormitorio hacia un pasillo. Allí se encontró con una nube de humo y un carabinero que le conminaba a salir del inmueble, mientras le informaba que un incendio afectaba su casa habitación.

Ese fue el despertar que tuvo el matrimonio formado por José Chávez Vargas, 69 años, jubilado del Turbio y hoy comerciante junto a su esposa María González Galindo de 64 años.

Hacía una hora que se habían acostado tras culminar una larga faena que se había prolongado todo el día en la atención de su almacén (Supermercado Mary-Yan).

Llevaban una hora acostados, cuando a las 1,29 horas de la madrugada de ayer tuvieron el salvador despertar.

Patrulla policial
El sargento 2º Félix Álvarez Contreras junto al cabo 1º Mario Soto Rodríguez estaban a cargo del segundo patrullaje. En el carro policial, transitaban por calle Miraflores y, al llegar al establecimiento comercial signado con el número 539, vieron una llama al interior del local.

De inmediato dieron aviso para que se alertara al Cuerpo de Bomberos. Asimismo a los vecinos y sobre todo a los posibles moradores del inmueble. Con golpes en las paredes intentaron alertarlos. Al percatarse que sus intentos eran en vano, forzaron el portón de la reja metálica y la puerta de acceso al inmueble.

Al ingresar, una gruesa capa de humo los recibió y se dirigieron por un pasillo donde se encontraron con el dueño de casa en pijamas. Le indicaron que saliera y alertaron a su esposa. A los pocos segundos, ambos se encontraban sólo con su ropa de cama en una fría noche, pero a salvo.

La oportuna llegada de Bomberos impidió que las llamas cubrieran a todo el inmueble. El fuego se concentró en el local comercial, afectando una pared, el cielo raso y entretecho.

El coordinador del departamento de estudios técnicos del Cuerpo de Bomberos, Alfonso Díaz, informó que se logró establecer que el fuego se habría producido por el recalentamiento de una línea eléctrica (corto circuito) en el local comercial. El fuego ascendió por la pared, confinándose en el techo. En su extinción, trabajaron 15 voluntarios de las dos compañías de Bomberos de la ciudad.

“Por ellos estamos vivos”
Tras la dramática experiencia, José Chávez Vargas recuerda: “Sentimos unos golpes. Después unos golpes más fuertes, por lo que me levanté pues pensé que habían entrado ladrones a la casa”.

Lejos estaba de pensar que podía ser un incendio y que quienes se encontraban al interior de su hogar lo llegaban a rescatar.

Ya repuesto, sólo tiene palabras de reconocimiento para el sargento Alvarez y el cabo Soto, como los identifica.
Al sargento Félix Álvarez lo conocían porque había vivido en las cercanías. Por eso, pese a la sorpresa, se tranquilizaron cuando lo vieron y nos dijo: “Vecinos, salgan porque hay un incendio”.

Dice conmovido: “¡Gracias a Carabineros que se metieron a la casa y nos sacaron estamos vivos! Aunque estaba la casa llena de humo ellos entraron para salvarnos”.

Recuerda que estaban tan dormidos, que seguramente “la muerte nos iba a llegar ahí mismo. Les debemos la vida. Parece que Dios quiere que estemos un tiempo más en este mundo”.

Ambos son padres de una hija ya adulta, que se encuentra casada y viviendo en el norte del país.
Hace más de 30 años que viven en el lugar y hace 18 años aproximadamente que tienen su local comercial.
El inmueble cuenta con seguros comprometidos, los que esperan les permita en el menor tiempo posible reanudar su vida normal.

Ayer el comisario de la 2ª Comisaría de Carabineros, mayor Jorge Muñoz Soto, felicitó a los dos policías y destacó “el oportuno auxilio de parte de nuestros funcionarios” ante un hecho que pudo haber tenido alcances trágicos. Ambos recibirán una felicitación en su hoja de vida.