Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz

Centro educativo La Araucana conformó un curso sólo con alumnos afectados con las movilizaciones

Las movilizaciones estudiantiles en Punta Arenas han repercutido en los procesos formativos de miles de alumnos que permanecen sin clases producto de las “tomas” y en decenas de jóvenes que han sufrido sanciones por participar de ellas, especialmente, de colegios subvencionados.
[…]

Por La Prensa Austral domingo 11 de septiembre del 2011

Compartir esta noticia
44
Visitas


Las movilizaciones estudiantiles en Punta Arenas han repercutido en los procesos formativos de miles de alumnos que permanecen sin clases producto de las “tomas” y en decenas de jóvenes que han sufrido sanciones por participar de ellas, especialmente, de colegios subvencionados.

Bajo este escenario, existe una veintena de estudiantes que, apoyados por sus apoderados, decidieron trasladarse a otro establecimiento educacional para asegurar el término del año escolar. Se trata de alumnos de cuarto medio provenientes de diferentes colegios de la comuna que se matricularon en el centro educativo de la caja de compensación La Araucana, una alternativa privada que se dedica especialmente a la educación de adultos (mayores de 18 años), pero que debido a la contingencia recibió la venia del seremi de Educación, Raúl Muñoz, para recibir a alumnos que aún no alcanzan la mayoría de edad.

Según información emanada desde el interior de la casa de estudios, debido a la alta demanda tuvieron que conformar un curso exclusivamente para atender a los jóvenes afectados con las movilizaciones. Este nivel ya cuenta con alrededor de 20 alumnos, entre los que figuran ex alumnos del Colegio Punta Arenas, del Liceo Contardi, Colegio Pierre Faure, María Auxiliadora y una estudiante noruega de intercambio.

De ellos, cerca de la mitad serían del Punta Arenas, establecimiento que sancionó con caducidad de matrícula a 23 estudiantes por protagonizar la ocupación del colegio.

Institución privada

El centro de estudios de la caja es una entidad completamente privada. Los alumnos deben cancelar una matrícula de 60 mil pesos y un arancel anual de 680 mil pesos. Como los jóvenes se integraron en el segundo semestre, el valor que deben cancelar se reduce a la mitad. Para los afiliados hay un descuento y facilidades de crédito. De los veinte matriculados alrededor de diez estarían afiliados, por lo que no tienen que pagar mucho más que en un colegio subvencionado.

Por medidas de seguridad, la gerencia de la institución contrató a dos guardias que, por turnos, velan por la totalidad del edificio.

Las clases son similares a las de cualquier establecimiento. El plan de estudios está reconocido oficialmente por el Ministerio de Educación (Mineduc) y cuenta con siete asignaturas del plan científico humanista, impartido por siete diferentes profesores. Este nuevo curso tiene clases de lunes a viernes, desde las 14,30 hasta las 19 horas.