Necrológicas
  • Carmen Alvarez Alarcón
  • Valeria Aguilar Díaz

Centros de Rehabilitación Cruz del Sur atienden a más de 2.000 personas en Magallanes

Desde 1986, el Centro de Rehabilitación Club de Leones Cruz del Sur ha participado de forma activa para mejorar la calidad de vida de las personas con capacidades diferentes en la región de Magallanes comprometiendo siempre el trabajo de sus profesionales para innovar los procesos de recuperación en la zona y ofrecer una alternativa que permita a la comunidad tener acceso a la más alta calidad humana y tecnológica.
[…]

Por La Prensa Austral domingo 11 de noviembre del 2012

Compartir esta noticia
49
Visitas


Desde 1986, el Centro de Rehabilitación Club de Leones Cruz del Sur ha participado de forma activa para mejorar la calidad de vida de las personas con capacidades diferentes en la región de Magallanes comprometiendo siempre el trabajo de sus profesionales para innovar los procesos de recuperación en la zona y ofrecer una alternativa que permita a la comunidad tener acceso a la más alta calidad humana y tecnológica.

Con el paso de los años, este centro ha atendido a miles de personas con distintos compromisos en sus capacidades motrices y psicológicas formando “una gran familia”, como suelen llamarlo los propios usuarios. A tal grado es el compromiso y cariño de éstos hacia la institución que les ha ofrecido mejoras en su calidad de vida, que algunos se convierten en funcionarios para seguir atendiendo a la comunidad.

En el 2000, la Escuela Especial Club de Leones Cruz del Sur recibió a Catalina Mayanz Labra, ofreciéndole una oportunidad de enseñanza ad hoc a sus necesidades ya que tiene síndrome Down y abriendo un nuevo camino de posibilidades para su integración laboral en la sociedad al darle un espacio en su centro de capacitación laboral, donde se formó hasta 2006.

“Desde el año 2008, trabajo en la Escuela Especial y le ayudo a las tías a cuidar a los chicos y ponerles sus parkas cuando hace frío. Me gusta mucho venir en las mañanas y ayudar a repartir las colaciones”, relató Catalina a El Magallanes explicando que, además, entre sus funciones se encuentra apoyar al establecimiento educacional con otras actividades del área administrativa como archivar papeles y fotocopias.

A sus 29 años, “Cata”, como la conocen los alumnos y profesionales del recinto, ha encontrado un estilo de vida que se proyecta de forma positiva para ella y sus pares en “ayudando a los demás en lo que necesitan. Disfruto mucho venir todos los días”, razón por la que desde este año finalmente obtuvo un contrato indefinido para desempeñarse como asistente en el Centro de Rehabilitación y Escuela Especial Club de Leones Cruz del Sur.

En ese sentido, Catalina recordó lo importante que son las Jornadas por la Rehabilitación en Magallanes y expresó que “el 25 de noviembre cumplo 30 años y me gustaría que se cumpla la meta como regalo de cumpleaños. Que todos se pongan una mano en el corazón y otra en el bolsillo”, mencionó con humor.

El trabajo del Centro de Rehabilitación ha enfocado sus esfuerzos en la atención integral de las personas apegándose a sus necesidades físicas, psicológicas y sociales. Inició su operación con sólo dos profesionales y seis pacientes. Cuenta actualmente con más de 2.000 beneficiarios en toda la región y son atendidos por un equipo interdisciplinario altamente capacitado, formado por cerca de 140 funcionarios que brindan un servicio de óptima calidad y buscan además potenciar la investigación y docencia como pilares del crecimiento.

Al servicio de los usuarios del centro y la comunidad magallánica en general, se encuentra un equipo formado por especialistas en las áreas de fisiatría, pediatría, enfermería, cirugía infantil y nutrición, cumpliendo los objetivos del centro fundado por el Club de Leones Cruz del Sur para dar atención a personas de todos los grupos etáreos (niños, jóvenes, adultos y adultos mayores) que presenten cualquier limitación y que requieran atención médica, atendiendo sólo en Punta Arenas a 1.500 personas.

Entre estas personas, se encuentra Luisa Mimiza Ojeda, quien -luego de sufrir un accidente automovilístico- resultó con diversas lesiones en la columna que la obligan a permanecer en silla de ruedas. “Desde diciembre del 2000 comencé mis terapias de rehabilitación aquí en el centro y desde esos días nunca me alejémás”, explicó la madre de dos hijas que actualmente es funcionaria del recinto.

Desempeñándose desde septiembre del 2001 como secretaria de la central telefónica del Centro de Rehabilitación, Luisa relató: “Desde que me ofrecieron el trabajo, fue un aliciente y nuevo comienzo para mí y toda la familia porque el hecho de volver a retomar el camino laboral y ser y sentirse útil fue maravilloso”.

Combinando terapias de rehabilitación y jornadas laborales durante los primeros años, Luisa recordó además el apoyo económico y psicológico que representa unirse a las filas de funcionarios del centro y apoyar además a las necesidades de las personas con capacidades diferentes, destacando que aún en el interior del centro “no hay consideraciones aquí todos somos iguales y se nos felicita y reprende tanto lo bueno como lo malo y eso es muy bueno porque si queremos oportunidades e igualdad debe ser en todo”.

Financiamiento

El Centro de Rehabilitación Cruz del Sur conmemora 26 años de servicio y las tradicionales Jornadas por la Rehabilitación en Magallanes, a su vez celebran sus “Bodas de Plata”, por lo que se han fijado la meta de reunir $360 millones para solventar los gastos de operación de los tres centros que bordean los $1.400 millones anuales.

Fuera de la fiesta que este año se realizará el 24 de noviembre en el Gimnasio Fiscal, estos recursos para financiar los tres centros son obtenidos mediante los aportes que hace Fonasa, que a partir de 2013 ascienden a $550 millones además los proyectos financiados por el sector público para generar vínculos que promuevan la participación e interacción de la institución con la sociedad.

Acreditación Internacional

Este año los Centros de Rehabilitación Club de Leones Cruz del Sur, administrados por la Corporación de Rehabilitación, fueron reconocidos internacionalmente en materia de calidad y excelencia por la Comisión de Acreditación de Centros de Rehabilitación (CARF) siendo la institución magallánica la primera y única en Chile con esta distinción.