Necrológicas
  • Carmen Alvarez Alarcón
  • Valeria Aguilar Díaz

Cerca de 130 personas mueren anualmente por cáncer en Magallanes

Entre las diversas patologías que afectan la salud de las personas, el cáncer siempre ha representado una de las más complejas en su tratamiento, no sólo por la agresividad de la patología con los pacientes sino por el complejo panorama que envuelve a las familias de los enfermos y los cambios de vida que les significan para enfrentarla.
[…]

Por La Prensa Austral lunes 8 de octubre del 2012

Compartir esta noticia
71
Visitas


Entre las diversas patologías que afectan la salud de las personas, el cáncer siempre ha representado una de las más complejas en su tratamiento, no sólo por la agresividad de la patología con los pacientes sino por el complejo panorama que envuelve a las familias de los enfermos y los cambios de vida que les significan para enfrentarla.

A nivel nacional y regional, el cáncer es la segunda causa de muerte entre la población, ya que las más de 200 tipos que existen de esta enfermedad afectan a distintos grupos etáreos y se gatilla, además, de la herencia genética, por los estilos de vida y el envejecimiento, situación que en Magallanes ha ido en aumento.

Los últimos estudios validados por el Ministerio de Salud señalan que 130 de cada 100.000 habitantes mueren al año en la región por esta patología, y siendo que en Magallanes la población supera los 150.000 habitantes éstas cifras aumentan considerablemente.

La encargada del programa de Cáncer de la seremi de Salud, María Isabel Velich, señaló a La Prensa Austral que “la Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé un aumento progresivo al 2025 por lo que es muy importante que la gente conozca sobre esta enfermedad y que entiendan que esta es una patología tratable y curable si se detecta a tiempo”, recordando que para esta enfermedad está garantizado su tratamiento por parte del Estado.

A partir de hoy en todo Chile se conmemora la Quinta Semana Nacional contra el Cáncer. Desde 2008 los esfuerzos del Ministerio de Salud se han orientado a trabajar en la prevención, tratamiento y rehabilitación de esta enfermedad, señalando que el cuarto frente de acción son los cuidados paliativos de la enfermedad.

Poli del Dolor

El cáncer es la producción anormal de células derivadas de los propios tejidos del organismo, invadiendo de forma progresiva los órganos más cercanos próximos y esparciéndose por el cuerpo si no son tratadas a tiempo (metástasis), pudiendo hacerse presente a cualquier edad. Es causado, principalmente, por problemas genéticos, envejecimiento y factores externos al organismo, potenciados por los estilos de vida de cada persona.

La agresividad con que esta enfermedad ataca el organismo varía en cada uno de los pacientes por lo que detectarlo a tiempo es la base para su tratamiento. Pero pese a todos los esfuerzos, esta patología lleva a término la vida de la mayoría de sus pacientes.

Ofreciendo una mejora en la calidad y tiempo de vida, la Unidad de Alivio del Dolor y Cuidados Paliativos del Hospital Clínico atiende a pacientes con distintas patologías, pero especialmente aquellos que se encuentran en una etapa avanzada de cáncer, ingresando en promedio 20 nuevos casos cada mes.
El jefe de dicho programa, doctor Gonzalo Sáez, explicó a La Prensa Austral que “nuestro paciente no es sólo el paciente, ya que además de tratar la enfermedad de cada persona en esta unidad atendemos a su familia y fundamentalmente al que es su cuidador”, precisando que se brindan sesiones de sicoterapia y cuidados y servicios farmacológicos especiales.

El urólogo con especialidad en medicina paliativa, explicó además que “contamos con un mayor arsenal farmacológico que es independiente y distinto al resto del hospital por las características de las particularidades de cada paciente”, enfatizando que el objetivo principal de la unidad es que “si no podemos alargar el tiempo de vida del paciente, darle la mejor calidad de vida y mantener la autonomía del paciente el mayor tiempo posible”.

Más de 1.200 atenciones

Llamada de forma amistosa por los propios pacientes como “Poli del Dolor”, esta unidad recibió durante 2011 a 150 pacientes con más de 1.200 atenciones, brindando, además, de las consultas internas, distintas facilidades como la entrega de sillas de ruedas, bastones, colchones especiales para evitar heridas en la piel, distribución a domicilio de oxígeno y pañales, dando la mejor calidad de vida posible a los pacientes, y acompañándoles en el último tiempo de vida ya que ese mismo año 135 de ellos dejaron de existir.

En ese sentido, Sáez manifestó que “durante el tiempo que están con nosotros los pacientes debemos tener mucho cuidado en que los cuidadores no se agoten y preparar a la familia para que soporten el peso de esta enfermedad y un manejo del duelo ya que lo ven como algo prolongado”, explicando además que en el “Poli” los pacientes tienen atención abierta, no sólo agendada y apoyo telefónico.

Durante los 10 años que lleva esta unidad, se ha contado con la colaboración de las Damas de Verde y médicos de todas las especialidades del hospital quienes atienden las necesidades clínicas de los pacientes, puntualizando que muchas veces “cuando el diagnóstico de la enfermedad está sellado, muchos médicos dicen que no hay nada más que hacer. Aquí, por el contrario, sabemos que hay mucho por hacer en el tiempo de vida que les queda y hacer que éste sea el mejor”.

Actualmente la unidad mantiene en control a 165 pacientes con distintos padecimientos, siendo la mayoría de ellos enfermos de cáncer.