Necrológicas
  • Luis Notolio Ortega Barría
  • Ximena Paz Alvarez Ruiz
  • Teodoro José Arroyo Gómez
  • Rosa Mireya Alarcón Muñoz

Chofer ebrio y sin licencia arrolló y mató a una madre de 3 hijos

“La dejó hecha pedazos, soy humano y puedo cometer errores, pero lo que él hizo no tiene nombre, la dejó abandonada después de atropellarla sin detenerse a prestar ayuda”, afirmó consternado uno de los familiares de Luz María Espinoza Coihuín de 55 años, mientras retiraba sus restos desde el Servicio Médico Legal.
[…]

Por La Prensa Austral lunes 23 de junio del 2014

Compartir esta noticia
51
Visitas


“La dejó hecha pedazos, soy humano y puedo cometer errores, pero lo que él hizo no tiene nombre, la dejó abandonada después de atropellarla sin detenerse a prestar ayuda”, afirmó consternado uno de los familiares de Luz María Espinoza Coihuín de 55 años, mientras retiraba sus restos desde el Servicio Médico Legal.
Esta madre de 3 hijos, casada, pereció instantáneamente tras ser arrollada por un vehículo en la Avenida José Martínez de Aldunate, al final del barrio 18 de Septiembre, alrededor de las 6,30 horas de ayer.
La tragedia fue protagonizada por Marcos Antonio Miranda Ochoa, 26 años, quien manejaba en estado de ebriedad, sin licencia de conducir y que posterior al accidente se dio a la fuga a pie abandonando el vehículo en las inmediaciones del lugar del feroz impacto.
Miranda Ochoa circulaba a más de 120 kilómetros por hora cuando embistió a la peatón que cruzó en una zona no habilitada al efecto.
Los familiares de Luz María Espinoza Coihuín se mostraron estremecidos e impotentes frente al accidente que le arrebató a su ser querido, con quien sólo horas antes había estado compartiendo.
Nelson Sandoval, esposo de la víctima fatal, encabezaba en la tarde de ayer los trámites del retiro del féretro desde el Servicio Médico Legal, donde se realizó la autopsia al cuerpo.
El viudo relató que su esposa había sido dejada segundos antes en la esquina de Avenida Martínez de Aldunate con Ramón Freire luego de participar en una fiesta de cumpleaños. Mientras se disponía a cruzar la pista poniente, que va de norte a sur, fue embestida por un vehículo Hyundai, Excel, impacto que le provocó una muerte instantánea.
“Estaba llena de vida, era dueña de casa, trabajaba esporádicamente y no era para irse de esta manera tan horrible, estamos muy mal”, comentó su angustiado esposo.
Mientras tanto, los hermanos de la madre fallecida exteriorizaron su indignación en contra del conductor. “Como es posible que personas así existan en las calles, que no midan el riesgo de sus acciones. Exigimos que se haga justicia, que ese sujeto pague en la cárcel la muerte de nuestra hermana y que quede en su conciencia haber matado a una persona buena”, demandaron.
Fuga del chofer
A las 6,30 horas de ayer se activaron las alarmas de los servicios de emergencias, luego de que un chofer de taxi colectivo alertara al Samu sobre un accidente ocurrido en la mencionada esquina, dando cuenta que una mujer había sido embestida por un auto que se dio a la fuga, y que la víctima permanecía inconsciente tendida sobre la calzada.
A la llegada de personal de Carabineros y del Samu nada se podía hacer. La mujer yacía muerta sobre la pista poniente de la avenida, al costado derecho de la calzada, y a más de 50 metros de donde había tenido lugar el impacto.
Del auto protagonista, sólo habían algunos vestigios, trozos de vidrios en el suelo, algunas partes de la carrocería y un foco del mismo, además de una marca de frenada sobre el pavimento con unos 80 metros de extensión.
Certificado el fallecimiento de Luz María Espinoza, Carabineros se abocó a acordonar el sitio del suceso, mientras personal policial procuraba ubicar a testigos de la tragedia. El fiscal de turno, en tanto, dispuso la concurrencia de peritos de la Sección Investigadora de Accidentes de Tránsito (Siat) con la misión de confeccionar un preinforme de lo sucedido, antecedente que más tarde cobraría especial relevancia a nivel judicial.
Momentos más tarde, familiares de la víctima llegaron al sitio del accidente, protagonizando conmovedoras escenas de dolor.
Se presentó en la Comisaría
Al cabo de algunos minutos Marcos Miranda Ochoa se presentó por sus propios medios en el cuartel de la Primera Comisaría de Carabineros, en el barrio 18 de Septiembre, donde confesó su participación en el accidente, poniéndose a disposición de las autoridades. En su defensa alegó que no habría visto a la transeúnte, sino sólo hasta que la golpeó con su vehículo, el cual abandonó a pocos metros de donde ocurrió el atropello, específicamente en calle Francisco Antonio Pinto frente al Nº0532.
El conductor, quien se encontraba en evidente estado de ebriedad, fue trasladado por carabineros al Hospital Clínico para ser sometido al trámite de constatación de lesiones. El informe del Servicio de Urgencias dio cuenta que no tenía lesiones, aunque sí presentaba etilismo agudo, tras lo cual fue puesto a disposición de la Fiscalía.
Imputado a prisión
La audiencia de control de detención y formalización de cargos se realizó pasado el mediodía de ayer en el Centro de Justicia de calle Carrera. Ante el juez de Garantía, Pablo Miño Barrera, el fiscal Oliver Rammsy, comunicó a Miranda Ochoa el inicio de una investigación por el delito de manejo en manifiesto estado de ebriedad causando muerte, con las agravantes de hacerlo sin licencia de conducir y darse a la fuga.
Para justificar la solicitud de prisión preventiva, el fiscal a cargo señaló que existe el relato de un testigo, quien asegura haber visto al detenido “ofreciendo carreras” a otros conductores por la Avenida Martínez de Aldunate. Testigo que, incluso, pasó por el lugar del accidente segundos más tarde, encontrando a la víctima sobre el pavimento, relacionando este hecho con el temerario reto realizado por Miranda.
A lo anterior se suma el resultado del “alcotest” practicado al conductor que arrojó una medición de 1,38 gramos de alcohol por litro la sangre.
El fiscal Rammsy también expuso en la audiencia el preinforme emitido por el equipo Siat, que señaló taxativamente: “El participante 1 (automóvil) circulaba por la segunda pista de la calzada poniente de la Avenida Martínez de Aldunate en dirección sur a una velocidad superior a los 120 kilómetros por hora en zona urbana. La participante 2 (víctima) efectúa el cruce de la avenida en la calzada poniente por una zona no habilitada para cruce de peatones”.
El preinforme pericial añade que “el participante 1 lo hacía en estado de ebriedad, de forma riesgosa y temeraria, conduce a exceso de velocidad en zona urbana, razón por la cual ingresa a un cruce de vías y atropella a la peatón, hecho ocurrido en los instantes que el vehículo se desplazaba en proceso de frenado”.
Sobre la causa basal del accidente, se indica que “sería que el conductor del móvil en estado de ebriedad conducía en forma riesgosa y temeraria a mayor la velocidad permitida en zonas urbanas”.
Al concluir su fundamentación, el fiscal Rammsy advierte que el imputado mantiene condenas por diferentes delitos, por lo que su conducta reticente al orden civil lo configura como un peligro para la seguridad de la sociedad. En la actualidad Miranda Ochoa purgaba una pena con beneficio de reclusión nocturna, la cual obviamente no cumplió la noche del accidente.
Desde el año 2006 a la fecha, el autor del atropello registra 11 causas en la Fiscalía, por delitos de porte ilegal de arma de fuego, lesiones graves, desórdenes, hurto, robo y consumo y porte de marihuana. El último hecho de connotación pública del cual participó data del 8 de agosto de 2012, cuando Miranda, acompañado de otro sujeto, fueron detenidos en una espectacular persecución tras ingresar a robar al ex videoclub Blockbuster de Avenida España. Por este hecho cumplía una pena bajo el sistema de reclusión nocturna.
En razón de los antecedentes aportados por la Fiscalía, el juez Pablo Miño decretó la prisión preventiva, fijando un plazo de 60 días para la investigación.
Los restos de Luz María Espinoza están siendo velados desde ayer tarde en la capilla de la comunidad Santo Cura de Ars, en Francisco Antonio Pinto Nº0344, en el barrio 18 de Septiembre.