Necrológicas

Ciegos de Punta Arenas aseguran que la ciudad no está preparada para personas con discapacidad

Buscando sensibilizar a la comunidad sobre los grandes obstáculos y dificultades que deben enfrentar a diario las personas con discapacidad visual para desplazarse por las calles de Punta Arenas y lograr mayor empatía con la comunidad, la Agrupación Amigos de los Ciegos (Agaci) realizó una intervención en la Plaza de Armas denominada “Ponte en mi lugar”.
[…]

Por La Prensa Austral miércoles 17 de octubre del 2012

Compartir esta noticia
196
Visitas


Buscando sensibilizar a la comunidad sobre los grandes obstáculos y dificultades que deben enfrentar a diario las personas con discapacidad visual para desplazarse por las calles de Punta Arenas y lograr mayor empatía con la comunidad, la Agrupación Amigos de los Ciegos (Agaci) realizó una intervención en la Plaza de Armas denominada “Ponte en mi lugar”.

La actividad desarrollada junto al monumento a Magallanes ofreció a los peatones y turistas presentes la oportunidad de recorrer el sector con los ojos vendados y ser guiados por una persona ciega o guías capacitados y aprender durante el ejercicio el uso del bastón y experimentar en carne propia la realidad de cientos de personas que deben transitar todos los días por las calles.

“Esto es para que puedan vivir la experiencia y ponerse en nuestro lugar. Conocer las dificultades que enfrentamos todos los días”, explicó a La Prensa Austral la presidenta de la agrupación, Esther Andrade, explicando que dicha intervención urbana estuvo enmarcada en el Día Internacional del Bastón Blanco.

Asegurando que se realizarán más actividades de este tipo, la vicepresidenta de Agaci, Diana Bórquez, señaló que “somos nosotros los que debemos producir este acercamiento”, asegurando que “la ciudad no está preparada para las personas con discapacidades. Falta educación”.

Por su parte, el vocero de la Agrupación Amigos de los Ciegos, Arturo Saldivia, señaló que “el nuevo proyecto de la calle Bories no está pensado para las necesidades de todos. Mucho menos para las personas ciegas”, señalando su descontento por la gran cantidad de obstáculos que tiene el Paseo, ya que además de bancas y maceteros en relieve, tendrá otras decoraciones y árboles que son un peligro para su seguridad.

“La ciudad es muy poco amable para las personas con discapacidad. A eso le llamamos los males del progreso porque quieren modernizar la ciudad pero no piensan en las necesidades de toda la gente”, agregaron la presidenta y vicepresidenta de Agaci.

Decenas de personas participaron de la actividad pudiendo vivir por instantes distintas sensaciones como temor, desorientación y pérdida del equilibrio al ser “privados” por unos minutos de uno de sus sentido, teniendo así una nueva perspectiva de las enormes necesidades de las personas con discapacidad visual, tal como lo expresó Danilo Ruiz quien, a sus 48 años, valoró positivamente la actividad ya que “uno nunca piensa cómo sería la vida sin luz pero estas personas viven así todos los días y se merecen todo nuestro respeto”, señalando que esta experiencia sin duda debería repetirse en distintas oportunidades.