Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Colectivo sin conductor arrolló a un peatón y terminó al interior de una casa

A ocho cuadras donde el día anterior un bus escolar de la municipalidad se estrellara contra un taxi colectivo y posteriormente chocara con un poste del alumbrado público luego que su chofer sufriera una crisis de salud, ayer otro espectacular accidente vehículo conmocionó a los habitantes de la población El Pingüino.
[…]

Por La Prensa Austral viernes 30 de noviembre del 2012

Compartir esta noticia
206
Visitas


A ocho cuadras donde el día anterior un bus escolar de la municipalidad se estrellara contra un taxi colectivo y posteriormente chocara con un poste del alumbrado público luego que su chofer sufriera una crisis de salud, ayer otro espectacular accidente vehículo conmocionó a los habitantes de la población El Pingüino.

Alrededor de las 10 de la mañana, en la intersección de las calles 1 de Mayo y Puerto Varas, un taxi colectivo que permanecía estacionado, se desenganchó en una pendiente y en una loca carrera destruyó parte de un portón de una propiedad, arrolló a un peatón de nacionalidad dominicana y terminó incrustado en una vivienda.

El colectivo de la línea 800 estaba estacionado frente al Nº841 de calle Puerto Varas. Todo hace suponer que se soltó el freno, descendiendo cerca de 50 metros en pendiente en dirección sur, impactando en un comienzo el cierre perimetral de la vivienda signada con el Nº0788 de 1 de Mayo, para luego embestir al peatón Jaaziel Ramírez García, quien aparentemente intentaba detener el vehículo, para finalmente chocar contra la vivienda situada en la esquina opuesta, ingresando al domicilio, quedando la mitad del móvil al interior del living comedor de la propiedad.

Víctor Vivar, propietario del inmueble dañado, relató que a la hora del accidente, alrededor de las 10 horas, en la vivienda permanecían su esposa, su hija y un pequeño de tres años, quienes, por suerte, al momento de producirse el impacto, permanecían en la cocina, salvándose por cuestión de metros de ser alcanzados por el vehículo. “El niño estaba en la casa con su andador, y según lo que me decían, instantes antes estaba jugando en el lugar donde ingresó el accidente”, declaró conmocionado.

Los vecinos, tras el estruendo provocado por el choque, salieron a ver lo que ocurría, solicitando la concurrencia del Sistema de Atención Médica de Urgencia (Samu. Hasta el lugar se trasladó una ambulancia para brindar las primeras atenciones al peatón de origen dominicano, quien fue derivado al Hospital Clínico de Magallanes, donde le constataron lesiones menos graves, siendo sometido a un escáner.

Por su parte, el propietario del vehículo, vecino del sector, acordó con el propietario de la vivienda siniestrada responder por los daños causados, y agradeció que la familia no se viera afectada por el impacto del vehículo.