Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Comer lento y masticar bien los alimentos es un secreto fundamental para bajar de peso

A propósito del ranking que ubica a Magallanes en el primer lugar en materia de obesidad con el 34% de su población mayor de 15 años.

Por La Prensa Austral martes 2 de octubre del 2012

Compartir esta noticia
39
Visitas


Los resultados del Examen de Medicina Preventiva (EMP) 2011 ubican a Magallanes en primer lugar de la lista de obesidad a nivel nacional con el 34% de su población mayor de 15 años con esta condición que afecta gradualmente la salud. Frente a este fenómeno, las autoridades sanitarias invitan a practicar una alimentación saludable e incluir en su rutina una serie de actividades físicas que permitan mejorar su calidad de vida.

Junto con ayudar a las personas que especialmente durante las Fiestas Patrias acumularon los típicos “kilitos dieciocheros” e invitando a la comunidad en general a conseguir su peso ideal, la encargada de la Unidad de Gestión en Nutrición de la seremi de Salud, María Soledad González Giraldes, hizo una serie de recomendaciones que son fáciles de adoptar e incluir en las actividades de cada día.

“Es muy importante cumplir con las cuatro comidas del día (desayuno, almuerzo, once y cena)”, remarcó González, añadiendo que “no se deben dejar pasar muchas horas entre comidas ya que la sensación de hambre hace que uno quiera devorarse todo lo que tenga enfrente al momento de comer”.

En ese sentido la profesional de la salud recomendó consumir al menos un vaso de agua media hora antes de cada alimento para acelerar la sensación de saciedad, y explicó que es fundamental comer lento y masticar bien la comida. “El cerebro tarda cerca de 20 minutos en registrar que una persona está satisfecha por lo que si comemos rápido podemos comer hasta dos o tres veces más de lo necesario y al final sentirnos muy satisfechos y subir de peso”.

La nutricionista comentó que el consumo de pan debe ser moderado y limitarse al desayuno y once, evitando comer frituras y privilegiar los alimentos descremados, recordando que “algo muy importante es que de postre siempre se prefiera una fruta; eso es lo mejor”, instando aumentar el consumo de carnes blancas como pollo o pescado “y comenzar siempre por la ensalada y verduras que ayuda mucho más a bajar de peso”.

A su vez, dijo, que “picotear durante el día se aumenta mucho de peso porque son calorías extra a las necesidades del cuerpo”. En el evento de que sea mucha la necesidad de comer algo o ansiedad, la profesional de la salud recomendó consumir una jalea light, tallos de apio, una fruta o un vaso grande de agua.

Finalmente María Soledad González enfatizó que “el llamado es a asumir estilos de vida saludable y que las personas deben entender que no existe ninguna dieta que sea efectiva sin realizar además actividad física”, recordando que no es indispensable acudir a un gimnasio y si el ritmo de vida no lo permite aprovechar toda instancia para desplazarse caminando y privilegiar el uso de escaleras en lugar de los ascensores.