Necrológicas
  • Edith Villarroel Cárdenas
  • Nieves Martínez Mihovilovic
  • Aurora Cárcamo Urbina

Con declaración de uno de los acusados, se inició juicio por agresión contra “biker” argentino

“Venían atacarnos un grupo de personas, y yo para defenderme tiré el vaso y lamentablemente le pegó a Pablo, después de eso levantamos a mi compañero y nos fuimos a la casa del Robinson”, relató ayer Esteban Pérez Vargas, el único de los acusados que declaró en el primer día de juicio por la grave lesión que sufrió el ciclista de deportes extremos argentino, Pablo Gallardo, quien perdió un ojo tras recibir un impacto en el rostro.
[…]

Por La Prensa Austral miércoles 27 de agosto del 2014

Compartir esta noticia
27
Visitas


“Venían atacarnos un grupo de personas, y yo para defenderme tiré el vaso y lamentablemente le pegó a Pablo, después de eso levantamos a mi compañero y nos fuimos a la casa del Robinson”, relató ayer Esteban Pérez Vargas, el único de los acusados que declaró en el primer día de juicio por la grave lesión que sufrió el ciclista de deportes extremos argentino, Pablo Gallardo, quien perdió un ojo tras recibir un impacto en el rostro.
Si bien durante la primera jornada de juicio comenzaron a “chocar” los testimonios de víctima e imputado, lo cierto es que quedó de manifiesto que fue un empujón lo que habría gatillado la gresca que el pasado 19 de enero ocurrió en una discoteca del centro de Punta Arenas y que derivó en la agresión con un elemento de vidrio sufrida por el joven argentino, lo que le provocó el estallido ocular que le vació el ojo izquierdo, lesión jurídicamente catalogada como grave gravísima, por la que están siendo enjuiciados Robinson Triviño Gallardo y Esteban Pérez Vargas.
Pérez Vargas aseguró en su testimonio que en la discoteca se encontraba Gallardo junto a un grupo superior a diez personas en la pista de baile, y que por motivos que desconoce éste se acercó a su amigo (Triviño) y lo agredió, arrojándolo al suelo, motivo por el cual se habría iniciado la riña.
No obstante, por la contraparte, el testimonio de Gallardo daba cuenta de que él junto a dos amigos se encontraban en la barra de la discoteca cuando Triviño junto al otro acusado y un tercero se le habrían acercado a provocarlos, iniciándose la pelea.
Posturas de la defensa
Cabe señalar que la defensa a cargo del abogado Guillermo Ibacache, en representación de Pérez Vargas, solicitó en su alegato inicial que la imputación como autor de lesiones graves gravísimas sea recalificada a un cuasidelito de lesiones del mismo tipo, esto en virtud de que su representado no actuó con la intención de lesionar gravemente al afectado, sino que habría sido un acto reflejo en defensa propia al verse agredido por un grupo de individuos.
Por su parte, los abogados Marcos Ibacache y Juan José Arcos, en representación de Triviño Gallardo, solicitaron la absolución de su representado, señalando que su participación se limitó a una discusión verbal, y que muy por el contrario de la acusación, él habría sido el agredido en la génesis del pleito que derivó en el lamentable desenlace.
El juicio se reanuda esta jornada, y si bien podría ser que la Fiscalía concluya hoy con sus testigos y peritos, la defensa ha ofrecido un número importante de guardias de la discoteca, quienes, supuestamente, darían cuenta de lo descomunal que se tornó el incidente la madrugada del 19 de enero.