Necrológicas
  • Carmen Alvarez Alarcón
  • Valeria Aguilar Díaz

Con quema de neumáticos en el centro y cinco detenidos finalizó última protesta estudiantil

La manifestación que despidió el 2011 incluyó una “funa” al diputado Miodrag Marinovic en rechazo
a su voto favorable al Presupuesto de Educación.

Por La Prensa Austral viernes 23 de diciembre del 2011

Compartir esta noticia
9
Visitas


La última marcha estudiantil de este año no tuvo gran concurrencia, pero sí todos los elementos necesarios para captar la atención de la comunidad. Comenzó cerca del mediodía, con la participación de más de un centenar de personas, en su mayoría, estudiantes de la Universidad de Magallanes (Umag) y secundarios. Portando las clásicas pancartas y banderas, caminaron pacíficamente por calle Bories hasta la Plaza de Armas, donde se juntaron momentáneamente con la manifestación de los asistentes de educación. Continuaron su camino por calle Magallanes hasta las afueras de la oficina del diputado Miodrag Marinovic, donde efectuaron una “funa” por el voto a favor del Presupuesto de Educación.
“Ahí está el traidor, que su voto negoció”, vociferaban los estudiantes, alentados incluso por ciudadanos comunes y corrientes que se detuvieron a observar la protesta. El descontento radica en que el parlamentario no se ha comunicado con los estudiantes ni autoridades de la Umag para aclarar qué beneficios logró a cambio de su aprobación.

Pese a que los estudiantes estaban en conocimiento de la ausencia de Marinovic de la región, la manifestación permaneció cerca de 15 minutos en el lugar. “Esta marcha es más bien simbólica para que la gente se dé cuenta del descontento que existe, sobre todo, por el voto del parlamentario (Marinovic) producto de negociaciones a espaldas de los estudiantes y aún no sabemos qué fue lo que consiguió”, expresó el presidente de la Federación de Estudiantes de la Umag, Manuel Gallardo.

Pasadas las 13 horas, los manifestantes se disgregaron por diferentes caminos y un grupo ingresó al Instituto Superior de Comercio.

Desórdenes

Con una barricada con fuego en pleno centro y apedreamientos se encontró Carabineros ayer en el marco de la manifestación estudiantil. Esta situación fue considerada como una alteración del orden público por parte del capitán Francisco Franzani, subcomisario de los Servicios de Carabineros, quien reconoció la presencia de lumpen entre quienes participaron de ella.

El oficial, quien también señaló haber sido agredido, refirió que se mantuvieron atentos a los hechos después de que los estudiantes ingresaran al Insuco y les llegara la información de que algo se programaba. Al instruir a personal para verificar la quema de neumáticos en calle Chiloé con Ignacio Carrera Pinto, Franzani indicó que fueron apedreados, ante lo cual pidieron el apoyo de fuerzas especiales y disolvieron a los manifestantes, reestableciendo el tránsito y el orden público. Junto con apagar la fogata, en el lugar se detuvo a cinco personas, tres menores y dos adultos bajo la figura de desórdenes públicos.

El oficial señaló que vivieron un momento difícil frente a “una turba enardecida no sé por qué, éramos dos carabineros los que estábamos ahí. Se abalanzaron todos contra el sargento Maureira y yo, que estábamos en el lugar y nos llenaron de piedras”. Aun cuando al oficial se le vieron varias salpicaduras sanguinolentas en su cara y uniforme, aclaró que se trató de pintura que les tiraron dentro de ampolletas.

Franzani agregó que los adultos pasarán a control de detención hoy por atentado contra Carabineros, al ser quienes lanzaron las piedras, en tanto los jóvenes serían entregados ayer en la tarde a sus padres.

Por su parte, los jóvenes detenidos reclamaron que fueron aprehendidos sin haber tenido mayor implicancia en los hechos y que se pudieron retirar de la Primera Comisaría después de más de cinco horas.