Necrológicas

Concejal Saldivia: “Epark buscó una excusa infantil”

Dice que si bien el Tribunal deberá resolver sobre pago de Iva,
todo apunta a un error de cálculo por poca experiencia.

Por La Prensa Austral martes 22 de noviembre del 2011

Compartir esta noticia
19
Visitas


“Rechazo porque es una empresa que no conozco y porque no es de Punta Arenas”. El argumento del concejal Antonio Ríspoli, que en un momento pudo sonar extremadamente discriminatorio y regionalista, quedó dando vueltas hasta hoy tras el nuevo escenario del proceso de licitación del servicio de estacionamientos controlados de la comuna.

La empresa capitalina Epark Ltda. se adjudicó el servicio por más de 50 millones de pesos mensuales (Pedro Sánchez Barría ofertó 36 millones). Sin embargo, la negativa a firmar el contrato lo argumenta en un punto discordante: lo ofertado, ¿incluye o no el pago del Impuesto al Valor Agregado (Iva)?

Y aunque hoy este caso aparece como una especie de conflicto menor frente al ya manido tema de la basura, el impacto es otra raya para la suma (o para la resta si se prefiere) dentro de la gestión municipal.

El conflicto por el Iva era inminente. El tema fue llevado a la mesa del Concejo, en plena discusión, por el concejal Vicente Karelovic. Una “fuente” le había asegurado que Epark se había equivocado respecto del impuesto y que por eso la diferencia entre las dos únicas propuestas era abismal.

Las aprensiones fueron acogidas. La recomendación de la comisión evaluadora tomada y guardada, y la votación aplazada a la espera de recabar información. Sin embargo, ese recabar información quedó sólo en aquello. Se esperó por algún tipo de corrección de la empresa (la que no llegó) y tampoco hubo algún tipo de contacto inmediato. Sólo, al día siguiente a través de La Prensa Austral, el gerente de Epark, Carlos Soto Cortés, aseguró que no había ningún error en la oferta y que no existía impedimento para cumplir con lo que habían ofrecido.

Nada más alejado de la realidad, señala el concejal José Saldivia. El edil dice que hoy todo parece una “excusa infantil” por parte de una empresa que se equivocó “por no hacer el cálculo de manera adecuada o por no tener mayor experiencia. De seguro, al conocer la resolución del Tribunal va a desistir de cualquier acción, saliendo del proceso lo menos averiada posible”.
Saldivia reconoce que como moraleja queda en no creer en todo lo que parece y en buscar la manera de desenmascarar a empresas que obstaculizan los procesos licitatorios.

Sobre los dichos de su colega Ríspoli, en cuanto a priorizar a las empresas locales, dice que la ley no cierra puertas a las empresas que cumplen con los requisitos de una licitación. “Eso no se puede, porque si así fuera alguien también podría decir adjudiquemos a quienes son nuestros amigos”.

Por su parte, el concejal Roberto Sahr espera que el proceso de licitación de los estacionamientos no se convierta en una “segunda basura”. A su juicio, “favorable o no el municipio debe acatar el fallo de los tribunales y no buscar una vía que a larga puede traer mayores consecuencias”.

Y la basura ¿qué?

“Es que no tenemos idea de nada, sólo nos informamos por lo que dice la prensa”, señala Sahr cuando se le consulta por los dos temas en conflicto. Su respuesta es exactamente igual a la de su colega Saldivia.

Agrega que pese a tratarse de temas sensibles y de suma urgencia “ni el alcalde ni sus asesores nos han entregado antecedentes. Y no entiendo por qué, imagino que él y sus concejales (alude a Claudia Barrientos, Boccazzi, Aguilante y Pascual) han estado reunidos para conversar sobre los pasos que se deben seguir”.

“En mi caso -plantea Saldivia- considero que, teniendo en cuenta los plazos mandatados por los tribunales, no es correcto, por decirlo de manera suave, que no se nos informe de inmediato”.

Ambos concejales coinciden en que respecto de la basura se llegó a un punto de suma complejidad, una especie de madeja que no tiene para cuando desenredarse.

Lo importante, señalan, es que hoy la comunidad no se quede sin el servicio. De lo contrario, a lo legal se sumaría un problema sanitario que podría tener un costo mucho mayor.

Se estima que ambos temas serán abordados en la sesión del Concejo Municipal de mañana. Y aunque señalaron que el plazo para informar de la reunión es de 48 horas, hasta ayer por la tarde aún no tenían conocimiento sobre la realización del Concejo y de sus temas a tratar.