Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz

Contralor general señaló que nuevo edificio del organismo es un bien público abierto a la comunidad

Se invirtieron más de 1.600 millones de pesos.

Por La Prensa Austral sábado 29 de diciembre del 2012

Compartir esta noticia
77
Visitas


Ayer se inauguró el nuevo edificio de la Contraloría Regional de Magallanes, ubicado en calle Piloto Pardo 507, que contó con la presencia de autoridades regionales, comunales y religiosas.

Durante la ceremonia, el contralor general de la República, Ramiro Mendoza, destacó la necesidad de marcar presencia, como organismo del Estado, en todas las regiones del país, especialmente, en las más extremas, como Magallanes.

Asimismo, manifestó su deseo de que este nuevo recinto sea utilizado por todos los servicios públicos e invitó a la comunidad magallánica a confiar en sus instituciones.

Sobre la obra en sí, que implicó una inversión de más de 1.600 millones de pesos, el contralor señaló que se trataba de un edificio estándar, similar a los que se han construido en otras regiones. “Lo que pasa es que está en un emplazamiento muy privilegiado desde el punto de vista de las coordenadas del terreno y por eso se aprecia un edificio bien magnífico en cuanto al material local, tiene mucha madera de lenga y tiene un auditorio de más de 120 metros cuadrados que está destinado a que los usen los funcionarios de los servicios públicos y también la sociedad civil. Nosotros prestamos gratuitamente este auditorio a la comunidad de Punta Arenas, tal como lo hemos prestado en Talca, en Valparaíso y Concepción. Este es un bien público y está abierto al público”, señaló la autoridad.

El recinto cuenta con 2 mil 255 metros cuadrados de terreno, de los cuales se utilizaron 1.633,7 para su construcción. Además, cuenta con una capacidad para albergar a 60 funcionarios y con un auditorio para más de 100 personas.

Entre sus características, destacan el muro cortina que contribuye al aprovechamiento de la luz natural, el alto nivel de aislación térmica y sistema de regadío de aguas grises. En su interior se distingue la tabiquería de lenga con vidrio que otorga luminosidad y transparencia.