Necrológicas
  • Edith Villarroel Cárdenas
  • Nieves Martínez Mihovilovic
  • Aurora Cárcamo Urbina

Critican a concesionaria de Zona Franca por dificultades para instalar pymes en el recinto

Comercial Loyola intentó traspasar bodega a Maestros del Sur, pero no se pudo concretar por la intención de Rentas Inmobiliarias de hacer un cobro excesivo y que no correspondía a las tarifas del reglamento interno del recinto.

Por La Prensa Austral lunes 4 de julio del 2011

Compartir esta noticia
172
Visitas


La instalación de una fábrica panificadora al interior de Zona Franca se vio frustrada debido a que el pago que tenía que hacer la empresa, por el traspaso de una bodega,  era muy superior a lo que correspondía de acuerdo al reglamento interno de operación del recinto administrado por Rentas Inmobiliarias.

La idea de Oscar Vásquez, dueño de Maestros del Sur, era que la panificadora estuviera presente en Zona Franca para aprovechar los beneficios y potenciar el negocio que, incluso, tenía posibilidades de prosperar aún más enviando sus productos hacia la región de Aysén.

Esta empresa se dedica a la preparación de insumos de panadería y pastelería que son distribuidos a supermercados y otras empresas, además de la venta al detalle de distintos tipos de masa.

Sin embargo, según relata Vásquez, cuando se iba a hacer el traspaso, el gerente de ZonAustral, Eugenio Prieto, le informó que debía pagar por el derecho de asignación de terrenos que correspondía a 2 UF por cada metro cuadrado. Pero, de acuerdo al reglamento interno, lo que correspondía era cancelar mil dólares por el ingreso y setecientos cincuenta dólares por la autorización para ceder derechos. En total se trataba de poco más de 800 mil pesos, pero ZonAustral le estaba cobrando varios millones más por dicha transacción.

“Además de la inversión que yo tenía que hacer por la bodega y por la maquinaria iba a tener que pagar hartos millones de más. Por eso, no pude instalar mi fábrica en la Zona Franca”, indicó el dueño de Maestros del Sur.

Lo que este pequeño empresario no comprende es “por qué se nos coartó la posibilidad de instalarnos queriéndonos hacer cobros excesivos. Nosotros somos una fábrica que da empleo a catorce personas. Siento que no se le da espacios a las pymes para que accedan a la Zona Franca”.

Pero no sólo él se vio afectado por esta situación. También salieron perjudicados los dueños de Comercial Loyola Limitada, antiguos usuarios del recinto, quienes no pudieron “vender” el traspaso de su bodega. Y en el caso de ellos no sólo perdieron la oportunidad de concretar el negocio con Maestros del Sur.

Luego que se frustró esa operación, surgió una nueva opción de traspasar su derecho a Importadora TerraAustralis. Pero, según explicó Elena Mamani Morales, dueña de la Comercial Loyola, este traspaso no fue autorizado por  Rentas Inmobiliarias.

El motivo que les dieron fue que “el giro o actividad que desarrolla Importadora TerraAustralis S.A., no se ajusta con las proyecciones que tiene la sociedad administradora para potenciar la manzana en cuestión”, dice la carta enviada por Eugenio Prieto a Comercial Loyola Ltda.

Pero Elena Mamani explicó que “la concesionaria necesitaba un proyecto comercial para la bodega y Terra se lo envió, por eso no entendemos cuál es el problema”.

Además, reclama que de acuerdo a su contrato con Zona Franca esto no estaría entre los motivos para no autorizar un traspaso de derechos.

Por eso, presentaron ante la Corte de Apelaciones un recurso de protección, pero el tribunal de alzada lo rechazó al concluir que es un tema que se debe revisar en un juicio de alto conocimiento, explicó el abogado de Comercial Loyola Limitada, Jorge Plaza.

Ambas situaciones fueron expuestas ante la Cámara Franca, la que llevó estas inquietudes, incluso, ante el intendente Arturo Storaker.

El presidente de la Cámara Franca, Tomás Buvinic, señaló que coinciden con los reclamos tanto de Elena Mamani como de Oscar Vásquez.

“Creemos que este tipo de situaciones frena el desarrollo de la Zona Franca, algo que el concesionario tiene por contrato prohibido ya que su deber es promoverlo. Es totalmente lamentable el que se haya impedido el traspaso de la que sería la segunda fábrica en Zona Franca. Además, no procede el cobro de derecho de asignación de terreno de UF 2,0 por m2, por una vez, cuando se trata de un traspaso ya que la asignación, como señala el tarifado, sólo se cancela “por una vez” y esta fue pagada por la persona que levantó la mencionada bodega”, afirmó Buvinic.