Necrológicas
  • Isabel Barrientos Barría
  • Danilo Heriberto Passeron Callahan
  • Elsa Marzan Díaz
  • Francisco Javier Cadín Díaz
  • Juan Hilario Ruiz Muñoz
  • Enrique Ulloa Velásquez
  • Víctor José Delgado Flores
  • Olegario Pérez Oyarzo
  • Irma Krautz Ruiz
  • Jorge González Reyes

Cuatro ex sacerdotes que sirvieron en Magallanes han sido condenados por la justicia y el Vaticano

– Nómina fue entregada el viernes “ad portas” de la Asamblea Plenaria de Obispos.

Por La Prensa Austral domingo 13 de noviembre del 2011

Compartir esta noticia
151
Visitas


En estos tiempos que corren, la Iglesia Católica también se ha puesto a tono a la hora de dar pasos en función de la transparencia. Uno importante se dio el pasado 26 de abril, cuando los obispos presentaron el Protocolo de Convivencia para Prevenir Abusos Sexuales en la Iglesia, junto a la creación del Consejo Nacional de la Conferencia Episcopal, para la Prevención de Abusos contra Menores y Acompañamiento de Víctimas.

En aquella ocasión se dejó en claro que las denuncias que se realizaran contra religiosos serían manejadas con un procedimiento especial a partir de entonces. Y, como compromiso adquirido, la Iglesia daría a conocer la lista de quienes no ejercen el ministerio por acusaciones de abusos contra menores.

Con la figuración en ella de cuatro clérigos que sirvieron en Magallanes, esta nómina fue entregada el viernes “ad portas” de la Asamblea Plenaria de Obispos, que parte el lunes en Punta de Tralca. La lista entregada por la Conferencia Episcopal de Chile se divide en dos aspectos: los presbíteros condenados por la justicia penal y aquellos que han sido sancionados por la Santa Sede (sentencia canónica).

En la nómina resalta Fernando Karadima, declarado culpable de abusos sexuales por El Vaticano y obligado a llevar una vida de oración y penitencia, y José Aguirre, el “cura Tato”, quien fue condenado a 12 años de cárcel por nueve delitos de abusos deshonestos y un estupro contra menores.

A la luz de esta demostración de transparencia y rigor, el portavoz del Episcopado, Jaime Coiro, enfatizó que a la Iglesia la moviliza ante todo “el respeto a la dignidad de los niños y jóvenes, que es prioridad en lo preventivo. Y que, desde esa misma certeza, se quiere acompañar a las víctimas”.

Pasaron por la región

Entre los presbíteros condenados por la justicia figuran nombres que hasta hace algunos años integraron el clero diocesano magallánico como Víctor Hugo Carrera Triviño y Jaime Low Cabeza. El primero de ellos, quien se desempeñó como secretario del obispo emérito Tomás González, se mantuvo tres años prófugo y fue procesado en ausencia por abusar sexualmente contra un menor de 13 años en mayo de 1999. Un reportaje de Chilevisión en febrero de 2004 logró ubicarlo sirviendo en una parroquia de El Alto, Bolivia, lo cual precipitó su retorno al país, siendo detenido por Interpol días más tarde en el Aeropuerto Arturo Merino Benítez.

En septiembre de 2005 fue condenado como autor del delito de abuso sexual contra un menor de edad a una pena de 540 días de presidio, con el beneficio de pena remitida.

Low, a su vez, era conocido como coordinador de la Pastoral Juvenil de la diócesis y más tarde como párroco de Fátima. En 2008 sería formalizado por abuso sexual y estupro, y finalmente condenado a 800 días de presidio remitido por abusar de un adolescente de 15 años.

En la lista figura además Marcelo Morales Márquez, quien de 1998 a 2004 sirvió en el Colegio Salesiano Monseñor Fagnano de Puerto Natales, donde fue director, y hoy está acusado de producción de pornografía infantil.

Entre los clérigos con sentencia canónica (y que ante la justicia penal están prescritos, absueltos, suspendidos, no denunciados o en proceso), figura otro conocido en la región, Nibaldo Escalante, quien sirvió en la diócesis en la década del 80, para luego ser destinado a la zona norte. Fue sancionado por abuso contra menores. Desde el 25 de enero de 2008 está suspendido del ejercicio del ministerio de por vida.