Necrológicas
  • Julio Sebastián Calderón Maclean

Cura Rimsky aparece como principal sospechoso del caso Ricardo Harex

Ministra planteó que una línea investigativa vincula al religioso con la desaparición del estudiante en 2001.

Por La Prensa Austral sábado 16 de julio del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
782
Visitas


“Queremos exponer antecedentes respecto de la investigación del caso Harex en base a una información muy interesante entregada por La Prensa Austral”.

Este fue el punto de partida de la rueda de prensa ofrecida ayer en la tarde por la ministra en visita que lleva adelante el caso Harex. Marta Pinto Salazar llegó hasta el cuartel de la PDI poco antes de las 19 horas, acompañada del jefe de la Brigada de Homicidios, Eric Martínez.

En su breve introducción, mencionó que la publicación de nuestro medio da cuenta de “antecedentes que constan en el proceso desde hace bastante tiempo y que surgen como línea investigativa en base a hipótesis que hemos profundizado en el tiempo”.

Luego, puso hincapié en la conveniencia de responder consultas de manera directa, en el avance que lleva la causa y en la transparencia del proceso.

El diálogo con la prensa se centró en la figura del fallecido sacerdote Rimsky Rojas. Lo primero fue reconocer el manejo de la línea investigativa donde el ex director del Liceo Salesiano San José aparece como principal sospechoso de la desaparición de Ricardo Harex. “Hemos logrado establecer patrones de conducta que nos llevan a suponer una vinculación. Seguimos buscando conexiones”.

Las salidas nocturnas
de Rimsky
Respecto del actuar del sacerdote en su relación con los jóvenes, respondió de manera afirmativa sobre versiones que apuntan a la búsqueda de alumnos a la salida de discotheques o centros de diversión. Sin embargo, la ministra no se refirió acerca de cuál era el destino de estos encuentros.

Sobre una presunta doble vida del sacerdote, manifestó que “no sé qué tan doble, había gente que lo conocía. Lo que aparece claro es que se preocupaba de que sus estudiantes no se alejaran de los fines educativos de su colegio”.
Dentro de esto, Marta Pinto no desestimó un vínculo estrecho entre Rojas y Ricardo Harex. “Esta es una de las contradicciones del proceso”, porque mientras por un lado los familiares del joven descartan una cercanía, por otra está claro que el sacerdote conocía y mantenía contacto con buena parte de sus alumnos.

Consultada sobre una posible red de protección y poder para el entorpecimiento de la causa, dijo que “se puede hablar de una red de personas y de la existencia de conexiones. Hasta hoy no he solicitado antecedentes a ninguna institución”.
La ministro no desestimó un posible nexo entre las informaciones de prensa que daban cuenta del esclarecimiento del hecho y el suicidio del Rimsky Rojas. Tampoco desechó la versión que habla de una carta dejada por el sacerdote y el conocimiento que pudo haber tenido de los hechos el ex obispo Tomás González en su calidad de superior de Rojas.
Asimismo, respondió afirmativamente a la vinculación que pudiera existir entre los que aparecen hoy como los nombres más importantes de esta causa: Rimsky Rojas y Mauricio Yáñez. Este último, también surge como principal sospechoso en otra de las líneas investigativas.

No fue suicidio
Una de las hipótesis más potentes que manejaron las policías luego de la desaparición de Ricardo Harex, fue un posible suicidio en el sector de la Costanera.

Para la ministro Marta Pinto, hoy aquello aparece descartado.
Determinar lo que el joven hizo luego de su salida desde el quincho apareció siempre como el gran tema pendiente dentro de la investigación, un punto que debiendo ser de partida fue dejado absolutamente de lado.

La ministra y los detectives de la Brigada de Homicidios lo han entendido así. “El en algún momento de la fiesta manifestó que en otro lado estaría más entretenido, una disco o algo así, pero sólo eso”, menciona.

Lo que ocurrió después es parte del puzzle policial. El presunto encuentro con Rimsky Rojas es tema a resolver. Así también, la funeraria propiedad de Yáñez como probable destino. “Es una posibilidad, no una certeza”, aclaró Marta Pinto.