Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz

De Magallanes al estadio Nacional: una odisea que valió un título sudamericano

Superando una serie de obstáculos, sufridos hinchas azules viajaron más de 3 mil kilómetros para estar presentes en la histórica noche que coronó al equipo de sus amores.

Por La Prensa Austral viernes 16 de diciembre del 2011

Compartir esta noticia
14
Visitas


Decenas de magallánicos viajaron a Santiago para ver al club de sus amores, la Universidad de Chile, coronarse campeón de la Copa Sudamericana frente a Liga de Quito. Tras el feliz logro la emoción era evidente en sus rostros llorosos que agradecían la posibilidad de haber sido testigos del primer titulo internacional del “león” tras 84 años de historia.

Para muchos de los que ahora se abrazan fue una odisea lograr llegar al estadio Nacional, donde se disputó el crucial cotejo. Quienes viajaron a la capital el martes 13 o los días previos, no tuvieron inconvenientes el miércoles para llegar al campo deportivo “a buena hora”, misma acción que pretendía realizar un grupo de diez hinchas magallánicos que tenían previsto viajar en un vuelo Lan cuyo despegue estaba programado para las 11,15 horas de la mañana del miércoles para arribar a la capital a las 14,40 horas y, por ende, a una hora adecuada de la tarde para poder llegar sin apuros hasta el coliseo de Nuñoa. Sin embargo, todo lo programado cambió cuando pasadas las 8 de la mañana del miércoles llegó un mensaje de la empresa aérea a los celulares de cada usuario, señalándoles que el vuelo se retrasaba hasta las 13,40 horas. Un retraso infame e impensado. El negativo anuncio hizo que los angustiados hinchas encararan al administrador de Lan en el aeropuerto exigiéndole cumplir con el itinerario inicial. No obstante, pese a los reclamos, la modificación horaria siguió a firme.

Los simpatizantes del “Bulla” complicados por el nuevo escenario, finalmente arribaron pasadas las 17 horas a Santiago y como no cabía ningún margen de error en los desplazamientos hasta el Nacional consiguieron que un transfer los trasladara directo al estadio “Julio Martínez Pradanos”. Cerca de las 19,30 horas los sufridos hinchas patagónicos llegaron al “Pasional”, como lo llaman. En ese momento los que tenían entradas para galería son los que más susto pasaron, porque las filas para ingresar sobrepasaban las dos cuadras de gente. En tanto los de Tribuna Andes y los de Marquesina no tuvieron mayores complicaciones e ingresaron al instante.

Ya al interior del estadio Nacional, los hinchas magallánicos que en su gran mayoría se encontraban en Andes, cantaron y alentaron a su equipo los 90 minutos de juego, olvidándose de todas las vicisitudes vividas minutos antes y sólo preocupándose de una cosa, “romper” la voz si fuese necesario con el objetivo de que su club sienta el respaldo del pueblo azul.

Finalmente el encuentro finalizó 3 a 0 a favor de la “U” y a esas alturas la emoción se materializaba con lágrimas y abrazos entre estos esforzados hinchas que literalmente dejaron todo botado por presenciar el cotejo. Muchos de ellos inclusive debieron mentirle a sus jefes para poder viajar, mencionándose por ejemplo, entre otras excusas, que “la abuelita está gravemente enferma” y que por ende debía viajar con suma urgencia a Santiago.

Testimonios
José Mancilla: “Es lo máximo, tengo 40 años y toda mi vida luché para que la “U” obtenga un título internacional, estoy emocionado, vine con mi hijo, su polola y un amigo desde Punta Arenas, llegamos atrasados en el avión y logramos entrar al estadio y ver esta final. Por fin lo logramos”.

Miguel Angel Andrade: “Lo más lindo que he vivido en el fútbol, creo que debe ser lo más mágico que podíamos haber vivido, cuatro mil kilómetros en donde todo estuvo en nuestra contra; entrada, viaje y llegada al estadio, para que se corone en un partido, lo más maravilloso que pueda jugar Universidad de Chile. Cerramos una llave 4 a 0 sin contar todas las otras que se cerraron por tres goles encima de los rivales, mostramos que esta Universidad de Chile, este sistema de juego fue por lejos, por lejos, el mejor de la Sudamericana. La felicidad la llevo en el corazón, primera vez y espero que sean muchas más, espero levantar la del 2012, Libertadores de América, que va a ser nuestra”.

Luis Soto: “Mágico, de verdad era muy complicado que pudiéramos tener acceso por venir de tan lejos. Estoy feliz, más contento no puedo estar, realmente fue una noche gloriosa, la “U” ganó con todo y somos campeones invictos, lo más importante, tenemos goleador histórico. De verdad que es un equipo que ya quedó en la historia, en la retina del hincha azul y que obviamente ahora vamos por más”.

Guillermo Jara: “Espectacular, es una experiencia única, nuestros papás, nuestros abuelos quisieron ver esto y no pudieron, y nosotros lo logramos y vamos a tener para contar”.