Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Declaró prófugo recapturado en Río Gallegos: “El abogado Arcos me aconsejó que me escondiera 13 años”

Ante el Juzgado de Garantía en Punta Arenas fue formalizado por los delitos de violación
impropia y homicidio frustrado ocurridos en 2010.

Por La Prensa Austral viernes 2 de noviembre del 2012

Compartir esta noticia
180
Visitas


Un prófugo chileno que fue recapturado en la ciudad argentina de Río Gallegos tras dos años fuera del país, declaró ante el juez Juan Enrique Olivares que el abogado Juan José Arcos le aconsejó que se escondiera 13 años y que así podía estar tranquilo.

La noche del martes último fue detenido en la ciudad argentina de Río Gallegos, Michael Amado Barría Sánchez, de 27 años, padre de un niño de seis años, quien desde fines de 2010 era requerido por la justicia ya que es sindicado como el autor de un delito de violación impropia ocurrida en abril de 2010 y un homicidio frustrado en octubre del mismo año. Durante la madrugada de ayer fue trasladado por efectivos de la PDI a Punta Arenas, siendo llevado al Juzgado de Garantía la mañana de este jueves.

La audiencia judicial que dirigió el juez Juan Enrique Olivares no estuvo exenta de polémica, luego de que el defensor de Michael Barría, el abogado Juan José Arcos, renunciara asumir la representación, debido a que, en su opinión, el imputado no tenía claridad acerca de sus pretensiones judiciales.

Tras esta controversia, asumió la representación el defensor penal público Ramón Bórquez, quien junto a Barría, escuchó los cargos que le comunicó la fiscal Wendoline Acuña.

Dos son las investigaciones que el Ministerio Público sigue en contra del prófugo. El primero, es por un homicidio frustrado ocurrido en octubre de 2010, en calle Manuel Aguilar contra Eric Santana Cárdenas, a quien propinó una estocada que le atravesó un brazo, provocándole graves lesiones.

También es acusado de una violación impropia, hecho que habría ocurrido en abril de 2010, en circunstancias que el imputado mantuvo relaciones sexuales con una adolescente de 13 años, al interior de su vehículo en una multicancha de la población Manuel Chaparro.

Debate judicial

La solicitud de prisión preventiva formulada por la fiscal abrió el debate, luego que el defensor Ramón Bórquez planteara que no había real certeza de que Barría Sánchez fuera el verdadero autor de la agresión, ya que sólo se disponía del apodo de “El Ardilla”, seudónimo que no necesariamente tendría relación con el detenido. En cuanto al delito de violación, el abogado aseguró que la menor involucrada habría mentido sobre su edad, lo que habría motivado la relación íntima que mantuvo con su representado. Por su parte, la fiscal Acuña fue tajante en señalar que los antecedentes apuntarían a la directa relación del imputado en los hechos, y que de igual manera, la solicitud de la más gravosa de las medidas cautelares obedece a la evidente intención de fuga del presunto autor, quien fue habido en Argentina.

Culpó a su ex abogado

Ante el juez Olivares, Barría Sánchez rompió su derecho a guardar silencio para justificar su huída a territorio argentino. “Cuando pasó el segundo hecho (denuncia de violación) yo estaba muy asustado, así que junté dinero y contraté al abogado Arcos, quien me aconsejó que me escondiera por 13 años, y que ahí ya iba a estar tranquilo. Yo no quería hacerlo, pero él me intimidó con las consecuencias penales que arriesgaba, así que me escapé, perdí todo, mi vida, mis amigos y la carrera universitaria que estaba cursando por seguir su consejo”, afirmó el audiencia.

Tras escuchar los descargos del imputado, el juez Olivares ordenó su ingreso a la cárcel de Punta Arenas por un plazo de 70 días, período en que se fijó la investigación