Necrológicas

Denuncian que polvillo está causando estragos en la salud de los damnificados por el aluvión

“Hay una falta de preocupación absoluta de parte del Servicio de Salud no sólo por la gente que vive
en el barrio, si no, en toda la ciudad”, afirmó la vecina Reina Maldavsky.

Por La Prensa Austral sábado 13 de octubre del 2012

Compartir esta noticia
16
Visitas


Un completo análisis del estado de avance de la reconstrucción y recuperación de los sectores de la ciudad afectados por el desborde y aluvión del río de las Minas de Punta Arenas, hicieron los dirigentes de la Agrupación Ciudadana Damnificados Aluvión, a siete meses de los tristes acontecimientos para un sector de la población.

En la mañana de ayer, la directiva, conformada por Marcela Baratelli (presidenta), Fernando Descourvieres (secretario), Sergio Medina (tesorero), Claudio Hernández (primer director) y Reina Maldavsky (segunda directora), se reunió en la sede de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (Anef), para dar a conocer sus aprensiones con respecto al tema.
En infraestructura, aseguró Baratelli, no se ha ejecutado aún la limpieza total de las calles. “Entendemos que hay un proyecto, un plan de absorción de cesantía que se aprobó y esperamos que a través de ese programa se pueda concretar el tema de la limpieza. Pero hay muchas casas que están en vías de reparación y eso implica, también, el problema del retiro de lodo y escombros”.

En cuanto al programa de habitabilidad para reparar cerca de 200 viviendas, la Agrupación destaca que aún no se ha llamado a licitación y que dicha reparación se debe realizar por etapas y no simultáneamente, dado el impacto que esto último provocaría, pues hay que considerar, también, el retiro de lodo y escombros.

“Nosotros tememos, pero esperamos que no sea así, que durante noviembre tengamos el sector con muchos más escombros de los que tenemos ahora”, expresó Baratelli.

“Respecto de la reconstrucción, entendemos que la Comisión Cauce, que depende de la gobernación, es la encargada de recibir un informe. El plazo para este informe es de más o menos un año. Esto nos pone en situación de ver con mucha expectativa qué pasa con el mantenimiento mientras tanto. Estamos hablando en términos de prevención, de la posibilidad de que con lluvia no se repita un escenario como el que vivimos en marzo. Pero no podemos sentarnos a esperar el informe para tomar una decisión final respecto a qué se va a hacer con el nacimiento del río y cuáles son las medidas de mitigación que se van a trabajar en el cauce medio y ya cuando el río entra a la ciudad. Tenemos que recordar que es un río que tiene 20 kilómetros de largo y que, por tanto, las soluciones no se pueden dar sólo en el nacimiento, en el medio o en la costanera. Tiene que ser soluciones coordinadas”, agregó la vocera.

En cuanto a la reconstrucción de los cuatro puentes que cruzan el río de las Minas, Baratelli hizo hincapié en que ello demorará seis años, considerando que cada puente implica un año y medio.

“Además, observamos que se han reparado en parte el tablestacado de la ciudad, el muro que da contra el río, pero si durante la inundación se tuvo que romper para que el agua volviera al cauce, por qué esta reparación no se hizo contemplando la construcción de compuertas, por qué se reparó un muro ciego. Ahí constatamos que es necesario una coordinación mayor entre los organismos que están velando por la reconstrucción”, expresó Baratelli.

Prevención

En prevención, la Onemi cuenta con cuatro proyectos cuyo financiamiento debe aprobar el Consejo Regional (Core). Se trata de la ampliación de la red de Telecomunicaciones, el equipamiento de emergencias, las sirenas en el borde costero y zona de inundación regional y camionetas especiales para emergencias. “Hay que apurar los plazos para que el Core apruebe esto”, indicó la presidenta de dicha agrupación.

Asimismo, Baratelli afirmó que la organización pretende generar dos instancias que ayude a los vecinos a tener capacidad de respuesta ante cualquier emergencia. La primera consiste en una red ciudadana de alerta. “Tiene que ver con que haya por cada manzana un encargado que esté en condiciones de informar a los estamentos que tienen que ver con emergencia, como por ejemplo, cuántos adultos mayores viven en el sector, cuántos de ellos viven solos, si hay enfermos postrados, si hay enfermos que tienen necesidades especiales para una eventual evacuación. Y, además, ese mismo encargado de manzana puede ir avisando, en su sector, si tenemos que enfrentar cualquier tipo de emergencia y dar aviso a los vecinos”, explicó Baratelli.

El segundo desafío es formar un equipo comunitario de respuesta en emergencia. “Este equipo tendría entre 25 y 30 personas entrenadas por la Agencia Nacional de Emergencia, con el apoyo de la Onemi, preparadas por la Academia Nacional de Emergencias, en donde los vecinos puedan dar una primera respuesta comunitaria ante cualquier eventualidad”, detalló la vocera.

Quienes estén interesados en participar en cualquiera de estas dos instancias, deben contactarse con la Agrupación Ciudadana Damnificados, a través de los teléfonos de su presidenta: 241441 ó (09) 96405068.

Demanda
contra el Estado

Por otro lado, la intención de demandar al Estado por los daños sufridos se mantiene. El próximo mes se presentarán demandas por grupos de vecinos ante la Corte de Apelaciones de Punta Arenas.

Claudio Hernández, presidente de la junta de vecinos Nº8 Playa Norte criticó la lentitud de los llamados a licitación, sobre todo, los de pavimentación.

Por su parte, el presidente de la junta de vecinos Nº29 Muñoz Gamero del centro de Punta Arenas, Fernando Descourvieres, indicó que en el proceso de recuperación de las viviendas damnificadas, “es condición sine qua non, por parte de quien está ejecutando la obra, es desratizar y sanitizar la propiedad, para evitar futuras enfermedades por la contaminación allí existente”.

Además, sostuvo que “con las últimas lluvias, se pudo observar el colapso de varios sumideros de agua lluvias, lo cual nos lleva a concluir que el Serviu y Salfa aparentemente trabajaron en donde está ubicado el sumidero y no en el ducto. Ello hace presumir que los ductos están tapados todavía”.

En tanto, Reina Maldavsky, advirtió sobre el daño a la salud que está provocando el polvillo que dejó el aluvión.
“El barro que hay en las calles, que se convierte en polvillo, produce problemas en la salud, sobre todo a las personas con asma, dificultades respiratorias, alérgicas. Hay una falta de preocupación absoluta de parte del Servicio de Salud no sólo por la gente que vive en el barrio, si no, en toda la ciudad”, dijo.

Finalmente, Sergio Medina, representante del barrio Croata, señaló que el río de las Minas “está embancado en la Plaza Sampaio. Está peor que antes, porque se acumuló más material. En cualquier minuto puede pasar algo”.