Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Dieron de alta a niño que estuvo al borde de la muerte

“Este es el mejor regalo de Navidad que podría haber recibido”, confidenció su madre.

Por La Prensa Austral jueves 22 de diciembre del 2011

Compartir esta noticia
75
Visitas


El martes último fue dado de alta del Hospital Clínico, el menor de 6 años Vicente Caipillán Sepúlveda, quien el pasado 8 de diciembre, resultara gravemente herido tras salir despedido por la ventana del vehículo en el que viajaba hacia Río Gallegos junto a su padre y su hermana de 4 años, luego de que éste volcara a la altura del kilómetro 12 de la Ruta 9 Norte (frente a Río Seco).

El menor luchó por mantenerse con vida, tras permanecer en estado grave, conectado a ventilación mecánica y en coma farmacológico con manejo de edema cerebral. Hoy el alumno del Centro de Rehabilitación Club de Leones Cruz del Sur, camina, se desenvuelve como un niño normal y permanece en su domicilio junto a su madre y sus dos hermanos, esperando con gran alegría al Viejito Pascuero y festejar en estas fiestas de fin de año.

Para su madre, Katherine Sepúlveda, la única diferencia que presenta su hijo con anterioridad al haber sufrido el accidente automovilístico, es la de mostrarse “un poco más retraído”. “Este es el mejor regalo de Navidad que podría haber recibido”, remarcó, agradeciendo a los profesionales del centro asistencial por la rápida recuperación de Vicente, a todos quienes oraron por él a través de cadenas de oración, y a la ambulancia del Samu de Puerto Natales que cumplió un papel crucial en salvar la vida del pequeño, debido a que transitaba circunstancialmente por el lugar, llevando dos pacientes hacia el Hospital Clínico, y al percatarse de lo sucedido le brindaron los primeros auxilios antes de trasladarlo al Hospital Clínico.

“Tuvimos la suerte de que el accidente fue al inicio del viaje, porque si hubiese sido en la ruta, el desenlace hubiese sido diferente”, remarcó Sepúlveda.

Vicente Caipillán se licenció del kinder “B” del Centro de Rehabilitación hace dos semanas y ya está matriculado en el Colegio Francés para iniciar su enseñanza básica en marzo del próximo año.

“Es un niño muy alegre, le gusta el baile, con muchas habilidades artísticas, muy cariñoso, muy solidario, muy expresivo, y tiene muchas cualidades lindas”. De esta manera identifican al pequeño de 6 años sus “tías” del Centro, como es el caso de la educadora diferencial de kinder de la Escuela de Lenguaje, Patricia Aguirre.