Necrológicas
  • Salvador Yeber Campos
  • Francisco Antonio Catalán Leiton
  • Silva González Cárcamo
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Director del Hospital Clínico: “Yo sé cuál es mi norte”

El facultativo resalta la importancia que tiene su familia en su carrera. Además comenta que casi el 70 por ciento del día se ha dedicado a recorrer el recinto médico.

Por La Prensa Austral martes 5 de julio del 2011

Compartir esta noticia
15
Visitas


Mucho más relajado que los primeros días en la región y ya compenetrándose de su labor como director de un recinto médico de gran envergadura, como lo es el Hospital Clínico de Magallanes, se encuentra el facultativo Bernardo Chávez Plaza.

El médico asumió en propiedad su cargo el viernes último, tras ser elegido entre otros tres postulantes que superaron un exigente proceso establecido por la Alta Dirección Pública.

– ¿Director cómo se ha sentido durante estos primeros días de trabajo?
– “Estas tres primeras semanas deben ser de conocimiento de la organización del recinto. Me he reunido con algunos gremios de la salud, pero sólo de saludo protocolar, no han sido reuniones de trabajo propiamente tal. Al menos durante hoy tuve al menos quince reuniones, porque se necesita poder interiorizarse poco a poco de las virtudes y los problemas del hospital. He recorrido el edificio, y por lo menos eso me ha tomado el 70 por ciento de mi tiempo. En cada sección del recinto en que paso me plantean (el personal) algo distinto y que les gustaría que conversáramos. Esta es mi casa y tengo que saber hasta qué ampolleta está quemada, dónde están las fugas de agua y todas esas cosas implican tiempo. Uno se debe ganar la confianza de los colegas, para que sepan que pueden entregar toda la información requerida”.

– ¿Cómo fue la decisión de volver?
– “La hicimos como familia (toma un cuadro donde aparece su grupo familiar). Somos tres y durante este primer período a lo menos, estaremos viajando continuamente. En decisiones tan importantes como ésta, tenemos que combinar los deseos propios con los intereses familiares. He hablado con mi esposa desde mi oficina y le cuento la bonita vista que tengo, en donde puedo ver la isla Magdalena y el amanecer cada mañana”.

Una Escuela de Medicina
– ¿Qué opinión le merece una Escuela de Medicina en Magallanes?
– “Una Escuela de Medicina es un proceso grande y mayúsculo, porque además una escuela debe acreditarse y eso requiere varios años. La formación de un profesional médico implica también siete años y por lo que tener una escuela hoy en día significa que recién el producto se vería reflejado en una ayuda a la comunidad el 2018. Hoy en día no tengo los antecedentes de la instalación de una escuela. Esta tiene beneficios, pero también tiene costos y tiempos”.

– ¿Está más distendido?
– “Claro que sí, esta es mi casa ahora. Mira ahora hasta tengo secretaria (ríe). Si tú vas conociendo a la gente acá mucho más y te enteras de cosas. Esta es una semana llena de actividades. Este es un trabajo demandante y que requiere estar en una condición óptima y 100 por ciento. Cuando me digan ‘doctor en este hospital me atienden de lujo’, yo habré logrado mi objetivo. Todo esto tiene un norte y yo sé cuál es”.