Necrológicas
  • Aroldo Andrade Andrade
  • María Lucinda Levill Levill

Dominicana exige nuevo peritaje en casa incendiada

– Testigo de los hechos, asegura que nunca tuvo ropa secándose encima del termo de agua caliente
y que la causa habría sido la defectuosa instalación del aparato.

Por La Prensa Austral domingo 10 de julio del 2011

Compartir esta noticia
15
Visitas


Preocupados por las consecuencias legales que podría tener para ellos se encuentran la dominicana Edalia Santamaría Reyes, de 44 años, y su pareja desde hace cinco años, el chileno Andrés Hernández Obando, de 37, víctimas de un incendio que arrasó con la vivienda, el martes pasado, que arrendaron por un mes y en la cual sólo alcanzaron a vivir 12 días, ubicada en Avenida Jorge Alessandri 0315, en la población Pedro Aguirre Cerda de Punta Arenas.

El viernes en la noche, contaron, conversaron con el actual propietario del inmueble, Pablo Díaz, y manifestaron su temor de ser demandados por su supuesta responsabilidad en el hecho.

Sin embargo, ambos afirman que lo que habría ocasionado el fuego no fue la ropa colgada sobre el termo de agua caliente, como apareció publicado en los medios de comunicación. De hecho, niegan tajantemente que haya sido así.

“Nosotros no teníamos ropa secando en el termo. Había ropa colgada, pero no ahí. El fuego vino, porque el aparato estaba mal instalado. Lo que pasa es que ellos (Bomberos) vieron la ropa en el piso y sacaron sus propias conclusiones. Bomberos hizo sus peritajes, pero con nosotros no han hablado. Yo supongo que para ello tiene que estar Carabineros, nosotros, que somos los que arrendábamos y el dueño de la casa. Pero sólo consideraron al propietario”, señaló, molesta, Santamaría, quien añadió que lo que se aprecia encima del termo no son restos de ropa, sino, de fibra de vidrio que cayó del techo.

“Dicen que hicieron un segundo peritaje, pero tampoco me llamaron. No es efectivo que hubiese ropa encima del termo. Sí había ropa colgada en los dos cordeles, que se calentaron y cayeron de forma vertical al termo”, explicó, por su parte, Hernández.

Ambos, también, hicieron notar que el aparato en cuestión no contaba con caño para la evacuación de gases y que fue trasladado de su ubicación original. Además, creen que una de sus piezas que permite apagarlo y encenderlo (termocupla) no estaba funcionando bien y que eso habría originado su recalentamiento aquel día.

“Tenemos derecho a exigir
un nuevo peritaje”

Por lo mismo, la pareja exige la realización de un nuevo peritaje, pero esta vez con la participación de ellos. “Tenemos derecho a exigirlo”, dijo la dominicana, además, presidenta de la Agrupación de Centroamericanas de Magallanes (Acem). Sin embargo, hasta ahora no se han contactado con Bomberos. “Salí del hospital recién anteayer (el jueves)”, expresó Santamaría.

La afectada agregó que “la casa está asegurada, pero no sé si está a nombre de él (actual dueño), porque la compró hace poco”. Hernández, por su parte, no quiso precisar montos al respecto, limitándose a señalar que se trata de una importante suma de dinero, pero que quien la recibiría sería el antiguo dueño del inmueble, precisamente, porque la habría adquirido recientemente.

Además, aseguraron que perdieron todos sus ahorros en el siniestro (cerca de cuatro millones de pesos), que guardaban en la casa.

Sin embargo, reconocieron que ha habido instituciones que ya les han ofrecido su ayuda, como el Servicio Nacional de la Mujer (Sernam) y la Municipalidad de Punta Arenas, a través de su asistente social.

Actualmente, la pareja se encuentra viviendo en casa de la madre de Hernández, en población La Concepción, en el sector norte de la ciudad mientras las tres hijas de Santamaría lo hacen en el barrio Archipiélago de Chiloé, en el departamento de la mayor. Hernández trabaja como chofer de taxi colectivo, mientras Santamaría tiene un negocio de sandwich en calle Errázuriz con Señoret.

El Magallanes trató, durante la tarde de ayer, comunicarse con el comandante del Cuerpo de Bomberos, pero no fue posible. En tanto, el dueño de la casa incendiada, Pablo Díaz, manifestó a este medio escrito su intención de conversar este tema, pero en persona, la próxima semana.