Necrológicas
  • José Arturo Sotomayor García

Dos mujeres quemaron auto en venganza

Las autoras, dos jóvenes mujeres, admitieron que incendiaron vehículo por una deuda que arrastraba el propietario del móvil.

Por La Prensa Austral martes 25 de diciembre del 2012

Compartir esta noticia
106
Visitas


Un incendio intencional ocurrió en la madrugada de ayer en la esquina de Avenida Circunvalación con Capitán Juan Guillermos, al norponiente de Punta Arenas. En el lugar, según testigos, un grupo de desconocidos empujaron un automóvil desde el sector de las parcelas, para luego prenderle fuego en la vía pública, dándose posteriormente a la fuga a pie.

A las 2 de la madrugada se activó la alarma que movilizó a una unidad de la Tercera Compañía de Bomberos hasta el sitio del siniestro. Los voluntarios al llegar al lugar se enfrentaron a un vehículo envuelto en llamas, sin encontrar a los ocupantes. El auto siniestrado respondía a un Hyundai Pony patente AE-8795, el cual se habría encontrado en desuso.

Constituido Carabineros en el lugar, no dio con el paradero de los autores del incendio intencional. El vehículo, convertido en chatarra, fue remitido a los corrales municipales.

Segundo incendio
Otro siniestro vehicular, también intencional, tuvo lugar cerca de las 23 horas del domingo en el kilómetro 2 de la Ruta Y-50, que conduce a Río Verde. En el sector, dos mujeres, aparentemente por una deuda familiar, prendieron fuego a un automóvil Chevrolet Aveo el cual resultó completamente destruido. Las propias autoras del hecho habrían dado cuenta a Carabineros de la Tenencia de Kon Aiken, admitiendo ante la policía su autoría en el incendio.

Lo anterior, se ventiló ayer ante el Juzgado de Garantía en una audiencia de control de detención y formalización de cargos a la que fueron llevadas amabas imputadas, Soledad Sánchez Illanes, de 24 años, y María José Santana Arriagada, de 20, quienes, según lo relatado por el fiscal Eugenio Campos, “habrían provocado la destrucción del vehículo por una deuda que el actual propietario, Juan Retamal Aguila, sostendría con una de ellas”.

Las mujeres, dueña de casa y estudiante universitaria, respectivamente, fueron formalizadas por el delito de incendio en calidad de autoras y en grado de consumado. Se les impuso las medidas cautelares de arraigo regional, además de la prohibición de acercarse al propietario del móvil o a su domicilio, por el plazo de tres meses fijados para la investigación de lo ocurrido.