Necrológicas
  • María Luisa Domich Artigas
  • Mario Alberto Maringue Moya
  • Ema Barría
  • Irma Eliana Navarro Serón
  • Luis Notolio Ortega Barría
  • Rosa Mireya Alarcón Muñoz

Dos profesores serían desvinculados tras la evaluación docente

Seremi de Educación, Raúl Muñoz Pérez, informó de la situación que debe quedar en manos de Corporación Municipal

Por La Prensa Austral viernes 1 de abril del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
45
Visitas


Los resultados de la evaluación docente una vez más abrieron el debate sobre la efectividad de dicho examen y si define o no el real desempeño de los profesores en el aula. Esta vez, la polémica la instalan dos profesionales de la educación que por tercer año consecutivo no quisieron someterse a dicha evaluación, siendo calificados con un nivel “insatisfactorio”.

Si bien la prueba no es obligatoria, en el sentido que alguien puede negarse a rendirla, esa decisión puede terminar dejando fuera del sistema municipal a los “rebeldes”, ya que al no realizar el proceso, automáticamente descienden a la mínima escala de desempeño. “Los docentes que debiendo ser evaluados se negaran a hacerlo sin causa justificada, se presumirán evaluados con el nivel insatisfactorio”, versa el artículo 36 de la Ley 20.079.

En esta situación se encuentran dos docentes de la región, quienes, según estipula el Reglamento de Evaluación Docente, deberán dejar de pertenecer a la dotación docente municipal y no tendrán derecho al bono pro-calidad.
Consultado por el tema, el secretario de la Corporación Municipal de Punta Arenas, Orlando Estefó, declaró que por calendario aún no pueden hacer público los casos particulares, pero que deberán regirse por el reglamento según corresponda.

Consecuencias de la evaluación

Todos los resultados de la evaluación docente tienen consecuencias. Los profesores que lograron “destacado” o “competente”, podrán postular de manera voluntaria a la Asignación Variable por Desempeño Individual (AVDI), lo que se traduce en un aumento de la remuneración, tras una prueba de conocimientos disciplinarios y pedagógicos.

Aquellos que obtienen un resultado “básico” deberán participar de los Planes de Superación Profesional (PSP), que son gratuitos. Con ellos se busca apoyar a los profesores en el fortalecimiento de sus debilidades a través de tutorías, asesorías, participación en cursos, talleres, lecturas recomendadas y observaciones de profesionales calificados que pudieran contribuir al mejoramiento de la calidad docente.

Finalmente, quienes resultan “insatisfactorios” deberán repetir su evaluación al año siguiente y también participar de los PSP. Si en la segunda oportunidad nuevamente obtiene dicho nivel, deberá dejar la responsabilidad del curso para trabajar en su PSP y someterse a una tercera evaluación al año siguiente, siendo ésta su última oportunidad.