Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Drama vive reconocida dirigenta vecinal tras arder su casa en Playa Norte

Antigua pobladora Nancy Aguila Barría desempeñaba su trabajo de peluquera al interior de su domicilio cuando se desató el fuego.

Por La Prensa Austral miércoles 9 de enero del 2013

Compartir esta noticia
49
Visitas


“La ropa con la que usted me ve es prestada, ya que no alcancé a salvar nada de mi casa, el fuego envolvió mi hogar en cosa de segundos, lo único que pude hacer fue sacar a mi clientela y correr. Me tocó ver como las llamas destruían todo”. Así con este dramático testimonio, la antigua vecina de Playa Norte, Nancy Aguila Barría, recordó el siniestro que redujo a cenizas su casa habitación en la tarde de ayer.

El fuego estalló cerca de las 15,20 horas, en circunstancias que, como solía a hacerlo diariamente, la reconocida dirigenta social atendía a sus clientas en la peluquería que tenía instalada en su vivienda, situada en el pasaje Club Hípico Nº0607. La mujer explicó que todo comenzó con un fuerte olor, que a la postre se transformó en un problema eléctrico en el televisor, y en cuestión de segundos habría originado el voraz incendio.

Cerca de una treintena de voluntarios de tres compañías de bomberos llegó al lugar para controlar las llamas que superaban con facilidad los cinco metros de altura, y que envolvían en su totalidad el inmueble de material ligero.

Rol fundamental tuvieron los vecinos, quienes intentaron infructuosamente controlar el incendio, provistos de mangueras y baldes con agua. No obstante, aquello no surtió efecto debido a la violencia del fuego. Por minutos, la situación parecía salirse de control, ya que el fuego amenazaba las viviendas colindantes. La llegada de los voluntarios posibilitó concentrar los esfuerzos en evitar que otros hogares fueran afectados.

Luego de casi 30 minutos de ardua faena, finalmente el incendio logró ser controlado. Tras ello quedó en evidencia los alcances devastadores de las llamas, ya que, si bien la estructura principal quedó en pie, en el interior del hogar, absolutamente nada quedó utilizable.
Frustrante panorama

Sobrecogedor resultó ver a la propietaria, quien ante lo impresionante de las llamas clamaba por ayuda a sus antiguos vecinos; con un llanto desgarrador, la pobladora damnificada veía impotente como el fuego destruía, no sólo el hogar que con el esfuerzo de muchos años logró levantar, sino que además su espacio laboral.

“Imagínese cuanto le cuesta a uno levantar un negocio, con todas las exigencias que hay, controles y fiscalizaciones, todo en regla para poder trabajar, y en cuestión de segundos todo desaparece, me he quedado sin nada”, relató estremecida.
Debido al impacto emocional que le significó perder su hogar, Nancy Aguila sufrió una descompensación de salud, lo que requirió que personal del Samu acudiera al lugar para brindar las primeras atenciones y trasladarla al Hospital Clínico, donde quedó internada en observación hasta ser estabilizada, recibiendo el alta horas más tarde, para ser cobijada en la casa de su hija, hasta donde amigos y familiares llegaron a brindarle su apoyo y solidaridad.
Reconocimiento vecinal

Por más de 40 años Nancy Aguila ha participado activamente en diferentes organizaciones sociales, y principalmente en la junta de vecinos del sector. Se destacó su permanente compromiso y entrega con su población y su lucha por conseguir mejoras para la comunidad, siendo ella una de las vecinas fundadoras del antiguo sector Playa Norte.

Personal municipal se acercó al sector siniestrado para ofrecer ayuda social. La propietaria admitió que será muy difícil para ella, con su fuente de ingresos destruida, reconstruir su hogar.

Pese a lo anterior, se entregó un número telefónico de familiares de la damnificada para canalizar cualquier tipo de ayuda que la comunidad pueda hacerle llegar, ya que la vivienda no contaba con seguros comprometidos. El fono dispuesto para recibir los aportes es el 78086173.

Cabe mencionar que uno de los vecinos del pasaje Club Hípico, que intentó aplacar la acción del fuego, debió también ser trasladado al Servicio de Urgencias del Hospital Clínico, ya que presentó síntomas de haber sufrido algún grado de intoxicación, en todo caso se descartó mayores complicaciones.