Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

El dos de noviembre recibirá pasajeros el Hotel The Singular

– Un edificio patrimonial con algo más que alojamiento.

Por La Prensa Austral domingo 23 de octubre del 2011

Compartir esta noticia
152
Visitas


El dos de noviembre recibirá sus primeros pasajeros el Hotel The Singular Patagonia donde se invirtieron 16 millones de dólares (cerca de ocho mil millones de pesos).

La obra se levanta en Puerto Bories (5 kilómetros al norte de Puerto Natales) y cuenta con 57 amplias habitaciones completamente equipadas. Entre ellas, tres suites, un completo Spa, cocina tradicional, amplios salones de comedores y bar.

Su principal característica es que se levante en el Monumento Histórico Frigorífico Bories, lo que le permitirá a sus pasajeros tener un contacto directo con la historia pionera de la Patagonia.

El año 2008 un grupo de empresarios chilenos, con vasta experiencia y trayectoria en turismo, hotelería y diseño de interiores, decidió unir sus esfuerzos para crear una compañía de hoteles que destacara por ser única.

De esta forma, dieron vida a The Singular Hotels. Se trata de hoteles que buscan rescatar el patrimonio arquitectónico, natural y social, resaltando las características únicas de cada lugar.

Es así que proyectan levantar otro hotel en el barrio Lastarria en Santiago, declarado zona típica.

Un nuevo concepto

El director ejecutivo de The Singular, Nicolás Sahli, manifestó que fueron invitados el año 2008 por la familia Mac Lean de Puerto Natales a invertir en la zona. Ellos por años han trabajado en la conservación del antiguo frigorífico Bories, levantado por la Sociedad Explotadora Tierra del Fuego, hoy convertida en monumento nacional.

Sahli expresó que “la gente busca hoteles que tengan contenido, historia, que haya algo que contar. Hoy día en Chile los hoteles en general son alojamiento y un desayuno, pero tienen poco cuento, y nosotros estábamos buscando desarrollar un cuento y Puerto Bories reunía todas esas condiciones”.

No sólo los pasajeros tendrán un contacto con la historia al recorrer los pasillos de hotel, hermoseado con fotografías antiguas, mobiliario europeo, sino que también el rescate de la literatura e historia de la Patagonia. La decoración estuvo a cargo de Enrique Concha y su diseño a manos del arquitecto magallánico Pedro Kovacich.

A lo anterior, se suman 20 expediciones a diferentes lugares de la zona, que también tendrán un toque cultural histórico.

Para ello, se contará con dos embarcaciones rápidas (40 nudos) de última generación, cada una por un valor de 350 mil dólares (180 millones de pesos) las que cuentan con telefonía satelital y radar.

Con capacidad para 16 pasajeros cada una, podrán realizar excursiones por la cercanía del hotel como los ventisqueros, el fiordo Eberhard, la isla Focus o el canal Señoret frente a Puerto Natales.

En la compra del terreno y la construcción se invirtieron 16 millones de dólares. Cuenta con 57 habitaciones para albergar cómodamente a 114 pasajeros. Las habitaciones son amplias y con vista exclusiva al canal Señoret. A través de un pasillo se llega a cada una de ellas, todas las cuales tienen vista hacia el mar. Se suma el Spa más grande de la zona.
Juan Mac Lean expresó que este tipo de inversiones le da valor a los patrimonios. “Por decreto, se declaran monumentos y se transforman en un impedimento. Al sumarle valor se logra conservarlos en el tiempo”.

Manifestó que el museo que existe en el lugar estará abierto a la comunidad, así como sus demás servicios.
El corazón del hotel se levanta en el sector que se conocía como la curtiembre. Allí se encuentran el restaurante, la cocina y el bar.
Un sello especial que desean imprimir es la especializada atención de los pasajeros. Para ello cuentan con 80 funcionarios. Este equipo humano está dirigido por profesionales de primer nivel dedicados al turismo.

Al especializarse el personal se aportará también al desarrollo turístico de la zona.

Durante los dos últimos años han promocionado el concepto de hotel patrimonial en ferias especializadas, en contactos con tour operadores y comercializando el producto en marcados de largo alcance como Europa y Estados Unidos y también en Brasil.

Encuentro con la cultura

El gerente del hotel, Santi Vilardell, dijo que los clientes acostumbrados a ir a buenos hoteles y restaurantes podrán encontrar ese servicio de excelencia en The Singular.

A ello, sumarán una experiencia diferente a otros lugares donde hayan estado o que visitarán. Los productos que consumirán serán tradicionales chilenos de primera calidad.

Se efectuarán actividades gastronómicas. Los huéspedes aprenderán a hacer pan, un buen café, conocerán cómo se hace el chocolate a partir del cacao, tendrán cursos de vino y accederán a degustaciones de aceite de oliva chilena.
“Para que cuando se vayan se lleven algo diferente, sientan que aprendieron algo”, acotó.

También sumarán charlas y encuentros con personajes típicos como un ovejero, un pescador, un estanciero, con quienes puedan conversar y hacerles consultas.

“Hemos detectado que mucha gente pasa aquí dos semanas y no habla con ningún chileno y nosotros queremos ese contacto”, dijo.

También se realizarán visitas a Puerto Natales para que exista ese contacto con artesanos de la zona.

Certificación Leed

El Hotel The Singular Patagonia ha incorporado en el diseño y construcción medidas ecológicas y ambientales con el objetivo de disminuir la demanda de recursos naturales y proteger el medio ambiente característico de la zona. Esto ha sido logrado por medio de la implementación del Sistema de Certificación LEED, una normativa norteamericana que permite certificar el nivel de sustentabilidad de un proyecto, según las estrategias que este incorpora, para reducir su impacto negativo en el medio ambiente.

Gracias a la implementación de las medidas requeridas por LEED®, el Hotel The Singular Patagonia ha logrado reducir considerablemente el consumo de energía y agua potable, protegiendo además la vegetación existente durante el proceso de construcción, dando preferencia a la elección de materiales con contenido reciclado, materiales regionales y de producción sustentable, con el fin de disminuir la demanda de las materias primas, las emisiones de CO2 y la demanda de recursos para la operación del hotel.