Necrológicas
  • Raúl Ampuero Ampuero
  • Sofía Trujillo Lorca
  • Flor Díaz Retamales
  • Leandro Nikolas Fernández Biscupovich
  • Ricardo Antonio Mancilla Meza
  • René Araya Arancibia

El regreso de Palito Show de la mano del recordado Festival de la Una

Este talentoso humorista es uno de los responsables de mantener viva la tradición del ochentero
show televisivo, que por casi una década acompañó a los chilenos a la hora del almuerzo.

Por La Prensa Austral lunes 19 de agosto del 2013

Compartir esta noticia
286
Visitas


Como plato obligado cada mediodía durante varios años, aunque esta vez en horario nocturno, muchos magallánicos tuvieron el placer durante el fin de semana de degustar nuevamente el humor de Miguel Servando González, cuyo nombre artístico es Palito Show, más conocido como “El Tarro” o “El Chinito Wón”.
Y es que a pesar del paso de los años, en la memoria de los chilenos aún perdura el ochentero programa El Festival de la Una, que a través de la señal de TVN, entre 1979 y 1988, reinaba entre los programas del mediodía. Y una de sus secciones más hilarantes era el, concurso “Afírmese usted compadre”, donde se hizo conocida una dupla integrada por “El Tarro” (Palito Show) y por “Juan Gallo” (Willy Benítez). El primero de ellos como un participante tartamudo, bastante torpe, quien solía quedar con el habla trabada. Sólo un estruendoso tarrazo en la cabeza, propinado por su partner, lograba hacerlo volver a su “normalidad” y terminar las frases.
Hoy, al cabo de 25 años de terminado el programa, este veterano comediante que lleva la no despreciable suma de 51 años sobre los escenarios, es parte del actual elenco que el animador del espacio, Enrique Maluenda, reclutó para volver a poner en escena el exitoso show y, obviamente, el divertido concurso (con tarrazo incluido).
El reciente fin de semana Punta Arenas lo tuvo de regreso, gracias a la cadena hotelera Dreams. Esto, dentro de su ciclo de shows “revival” con programas de la televisión que dejaron huella como Exito, el Jappening con Ja y el Festival de la Una, con aquellos artistas clásicos de la televisión chilena.
Palito Show califica como una excelente idea que ha servido para confirmar que el público de antaño aún los recuerda y los quiere: “Venimos de actuar en Valdivia y en Puerto Varas y fue un exitazo, lleno y la gente feliz”. Acerca de cómo un programa que no se exhibe hace dos décadas aún prende en los chilenos, lo atribuye a que “todavía funciona bien”.
Consultado si ha sido difícil reeditar la química que tenía con Willy Benítez para revivir sus rutinas, señala que más bien ha sido todo lo contrario, “el ambiente mismo nos da para funcionar en las mejores condiciones, tal como lo hacíamos en la televisión, el público entusiasta y todo, como se está haciendo el ‘Afírmese usted, compadre’, que era la base de ese espacio y se hace en vivo y en directo. Faltan las cámaras nomás.
Post festival
Acerca de su carrera, Palito se fue a Europa en 1986, contratado por tres meses, lo cual lo llevó a retirarse del Festival de la Una. Y esos tres meses se transformaron en ocho años. Estuvo radicado en Suecia cinco años y en Noruega otros tres, y recorrió toda Europa trabajando para las colonias de chilenos. “Me fui con Lucho Barrios (Q.E.P.D.) en esos tiempos,”, expresó. En el intertanto, el Festival de la Una continuó un par de años y después llegó a su fin.
Con posterioridad, él ha vuelto y se devuelve, ya que tiene a toda su familia en Europa, algo así como pasa con Los Jaivas, “pero yo soy como los camarones, los otros son Los Jaivas”.
El canta, hace humor y estuvo actuando en barcos de turismo, entre Oslo e Inglaterra, pasando por Alemania, Dinamarca y distintos puertos europeos. “Ahora yo estoy más radicado acá, porque se volvió una hija para Chile, me la llevé de 16 años y ahora tiene como 60”, bromea.
Al ser consultado si tiene algún hijo artista como él, expresa que no, pero “lamentablemente una hija que tenía muy buena voz, muy afinadita, falleció a los 14 años de leucemia”. No duda que ella podría haber seguido sus pasos, y hoy, junto a sus tres hijos, es su angelito de la guarda.
Algo de historia
Volver a Punta Arenas siempre es especial para él, y más después de varios años, porque ha venido muchas veces: “yo llegué en 1994 de Europa y por ahí por el 95 estuve aquí. Y anterior a eso vine siete veces más. Yo estoy viniendo para acá desde el año 64. Sí, pos mi amigo, yo tengo una historia ré larga”.
El empezó en 1962 en el humor y en 1963 ya estaba enganchado con los cinco grandes del disco, como se llamaba en ese tiempo a los cinco cantantes que reunió el empresario Luciano Galleguillos, “que era el más grande que ha habido aquí en Chile (Q.E.P.D)”. Fue descubridor de: Sergio Inostroza, Peter Rock, Ginnette Acevedo, Palmenia Pizarro, Danny Chilean, Oscar Arriagada y los Dixon, “y yo tuve la suerte de que Galleguillos me dijera: ven para acá, tú tienes talento”.
En esa época el nombre artístico con el que comenzó era Servando Palito (haciendo uso de su segundo nombre), pero se lo cambió cuando partió con El Festival de la Una. Esto fue luego que durante una actuación en el teatro Caupolicán el animador lo abochornó al decir: “y esta noche, señoras y señores, se encuentra con ustedes el gran y recordado artista que se encuentra ante ustedes… un aplauso para Sobando el Palito”. De ahí se cambió el nombre y se puso Palito Show.
Aun cuando los años pasan, sus caracterizaciones del “Chinito Wón” o “El Tarro” gozan de buena salud y siguen arrancando carcajadas, al igual que su humor blanco que nunca muere.