Necrológicas
  • Salvador Yeber Campos
  • Francisco Antonio Catalán Leiton
  • Silva González Cárcamo
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

El sabor francés que conquista el paladar natalino

Las exquisiteces de la repostería francesa con algunos ingredientes de nuestra región son parte de la oferta de la pastelería San Valentín, abierta hace poco en Puerto Natales.
[…]

Por La Prensa Austral domingo 17 de julio del 2011

Compartir esta noticia
60
Visitas


Las exquisiteces de la repostería francesa con algunos ingredientes de nuestra región son parte de la oferta de la pastelería San Valentín, abierta hace poco en Puerto Natales.

Su propietaria es la francesa Lucie Valentin, una experta chef en repostería oriunda de Saint Mantin en Vercors, un pueblo del sur del país galo. Hace seis años llegó a la región trabajando primero en una chocolatería de Natales y gracias a los positivos comentarios se atrevió a incursionar con este proyecto.

Al principio esta joven pastelera sólo se dedicó a trabajar a pedido para empresas, pero luego convirtió el taller mecánico de su casa en un rincón de arte gastronómico. Luego, gracias al apoyo de Corfo compró un horno más grande y una batidora. De a poco las delicias de Lucie comenzaron a ser reconocidas lo que le permitió aumentar sus clientes.
Sin embargo, la creciente demanda obligó a un cambio en su sistema de venta, pese a que los costos escapaban al presupuesto que manejaba. Postuló al Capital Semilla de Sercotec lo que le proporcionó fondos para cambiar su mesón de madera por uno de metal, junto con adquirir un horno convector y abrir así la sucursal de la Pastelería San Valentín situada en la calle Balmaceda 597 de Natales.

Su producto estrella es el mouse de chocolate, una tentación irresistible para los natalinos que según la teoría de Lucie, quizás se deba a las enormes calorías del pastel que combaten el frío con mucho éxito. Algunas de sus recetas francesas son elaboradas con ingredientes locales, creando por ejemplo, la torta de mouse o cheesecake de calafate y pisco sour, junto con las tartaletas de ruibarbo y ciruela. La oferta se extiende además a sus exquisitas galletas artesanales y el pan integral de aceituna, nueces y tocino.

El café de Lucie es un breve “escape” a Francia, donde se pueden degustar las exquisiteces culinarias del país galo, sin olvidar el toque regional que se descubre en sus ingredientes.