Necrológicas
  • Luis Notolio Ortega Barría
  • Ximena Paz Alvarez Ruiz
  • Teodoro José Arroyo Gómez
  • Rosa Mireya Alarcón Muñoz

Emergencia por monóxido obligó a suspender clases en Escuela Pedro Pablo Lemaitre

Se realizarán trabajos para mejorar la ventilación y de las rejillas, por lo que no se preparará almuerzo a los alumnos, siendo la Junaeb la que entregará una colación especial.

Por La Prensa Austral miércoles 26 de septiembre del 2012

Compartir esta noticia
33
Visitas


No alcanzaron ni a entrar a clases. A las 8,20 de la mañana de ayer, personal de cocina de la Escuela Pedro Pablo Lemaitre alertó sobre el aire pesado y posible fuga de gas y rápidamente llegaron voluntarios de Bomba Prat, para solucionar la emergencia.

Los alumnos fueron de-salojados del recinto y ubicados en el patio, mientras se daba aviso a los padres y apoderados para que los retiraran. Mientras tanto, bomberos hizo mediciones que arrojaron, según informó el oficial a cargo, Pablo González Díaz, “valores anormales de oxígeno, muy disminuidos, 19,7 por ciento cuando lo normal debería ser 20,8 a 21 por ciento. Estamos hablando que un tiempo de exposición prolongada de las cocineras, en este caso, puede provocar muchos problemas de salud”. Ante ello, se informó a la seremi de Salud que había una deficiencia de oxígeno y presencia de monóxido de carbono, que podría ser muy peligrosa.

González recordó que no es primera vez que una emergencia similar ocurre en el establecimiento de calle El Ovejero. “Esta es la tercera ocasión en que Bomberos ha venido, en un año y medio. Al hacer monitoreo del ambiente, el primer año, el 2011, se encontraron súper elevados los niveles de monóxido y deficiencia de oxígeno. Ante esto se realizó, un acta de servicios, un informe que no fue arreglado por los que están a cargo del establecimiento”, criticó. Además, detectaron deficiencias en las medidas de emergencias que tomó la dirección de la escuela, porque “el sector no había sido evacuado, no se realizó el plan como correspondía, así que personal de Bomberos realizó la evacuación”, concluyó González.

Asimismo, llegó personal de la seremi de Salud, de la empresa Gasco, Onemi, Superintendencia de Electricidad y Combustibles, el equipo de Distal (que es la empresa encargada del servicio de alimentación), el Departamento de Mantención de la Corporación Municipal y Carabineros. Mientras los alumnos se retiraban a sus hogares, incluso las niñas del internado, el director del establecimiento, Luis Vargas Báez analizaba qué trabajos se debían realizar y por la tarde, informó que la escuela continuará con su actividad normal. “No tengo el informe técnico, pero lo que pasó fue que las ollas taparon los quemadores y sumado a la poca ventilación, se produjo la emergencia”, explicó el director. De esta forma, se realizarán trabajos en la cocina, levantando las rejillas de los quemadores y reparando puertas y ventanas, para permitir una mejor ventilación. Sin embargo, esto no significa que los niños queden sin su alimentación porque la Junaeb entregará una colación especial para los alumnos, que también podrán utilizar el comedor.

En principio, funcionarios del colegio recordaron que en las emergencias del año pasado, las clases se suspendieron, lo que no sucederá tras esta emergencia. De todas formas, se estableció un plazo de cinco días para habilitar nuevamente la cocina.