Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz

Empresa capitalina no pudo iniciar servicio de cobro de estacionamientos

Para ayer estaba fijada la partida. Sin embargo, ésta no se concretó por la implementación de máquinas y capacitación de sus trabajadores.

Por La Prensa Austral martes 3 de enero del 2012

Compartir esta noticia
6
Visitas


La vieja usanza, los conductores accedieron ayer a estacionar sus automóviles sin restricción de cobro u horario. Esto, debido al retraso en el inicio del servicio que debe prestar Epark Ltda., adjudicataria de la licitación.

Desde la empresa se adujo que el tema no reviste gravedad, porque estos primeros días estarán orientados a atender sólo algunas de las calles que son parte del área de concesión, a la preparación de las máquinas de control y a la capacitación del personal.

Se espera que entre mañana y el jueves ya haya guardiayudas en las calles.

No obstante, el alcalde Vladimiro Mimica (quien se encuentra con permiso administrativo) se mostró sorprendido por la no partida del servicio. Señaló que aquí las bases son claras y que llegado el vencimiento la empresa concesionaria debe pagar lo acordado en la oferta (50 millones de pesos).

Un hecho previsible

Para la presidenta del Sindicato de Guardiayudas, Rosana Gallardo, el atraso era previsible tal y como ocurrirá con el futuro del servicio.

“Aquí se pueden hablar muchas cosas, pero las calles están tiradas y no se sabe hasta cuándo. El problema está en que esto significa un atraso en las contrataciones y en el pago de remuneraciones de gente que necesita tener continuidad y estabilidad laboral”.

Agregó que al menos el 80 por ciento de los guardiayudas presentó sus antecedentes a Epark y que se mantiene a la espera de un llamado. “En las próximas horas vamos a saber cuántos fueron contratados, porque pese a la experiencia la empresa fue clara en que no les daría prioridad”.

Para la dirigenta la intención es reunirse con quienes queden fuera del proceso de contratación, de tal manera de protestar frente a la municipalidad, “porque ellos son, en definitiva, los responsables de no haberse preocupado del futuro de los guardiayudas. La empresa no tiene la culpa, porque a ellos se les dio la libertad de contratar a quien estimaran conveniente”.

Rosana Gallardo advirtió que lo de ayer fue un atraso, “lo de mañana será el darse cuenta que asumieron un mal negocio”.