Necrológicas

En “tierra derecha” tramitación de Plan Regulador

Con nueva herramienta, “prácticamente nos hacemos cargo de una ciudad paralela que se había desarrollado
al margen de toda planificación”, destacó asesora urbanista del municipio, Patricia Jiménez.

Por La Prensa Austral jueves 11 de octubre del 2012

Compartir esta noticia
28
Visitas


El municipio obtuvo la aprobación del proyecto de modificación del Plan Regulador Comunal de Punta Arenas, por parte de la secretaría regional ministerial de Vivienda, organismo técnico competente en esta materia.

Al respecto, Patricia Jiménez, asesora urbanista del municipio local, señaló que con esta etapa cumplida, vista su concordancia con la ley y la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, queda someterlo a discusión del Consejo Regional (Core).

Una vez que se logre positivamente dicha aprobación, el intendente deberá enviar el Plan Regulador Comunal, su modificación y todos los documentos que lo acompañan a la Contraloría Regional para la toma de razón. Una vez aprobado por dicho ente contralor, éste se publicará en el Diario Oficial.

De acuerdo a los tiempos programados, se esperaría poder contar con la aprobación del Core a más tardar a finales de año, para ingresarlo a la Contraloría al término de 2012 o a principios del año próximo.

“Normalmente la Contraloría hace observaciones y, de hecho, alrededor de un 70 por ciento de los instrumentos de planificación territorial que ingresan a la Contraloría son rechazados en primera instancia”, añadió, de manera que de haber observaciones esperan que éstas no sean de fondo y no impliquen retrotraer dicho proceso iniciado en octubre de 2009.

La consultora Polis asesora este proceso en lo que respecta a subsanar observaciones y básicamente la elaboración y preparación de los antecedentes que se requiera ingresar, para revisión y aprobación de los entes públicos en este proceso de aprobación.

“Nueva ciudad”

La profesional indicó que ésta es una modificación integral a toda la ciudad de Punta Arenas y su sector periurbano, “es decir que nos hicimos cargo de las cerca de 3.600 hectáreas hoy urbanas y sumamos al radio urbano alrededor de 867 más otras 1.700 que ingresan por concepto de zona de extensión urbana. Es decir, hemos finalmente propuesto regular un territorio de alrededor de 3.600 hectáreas, con lo cual prácticamente nos hacemos cargo de una ciudad paralela que se había desarrollado al margen de toda planificación”.

Remarcó que eso es importante, considerando que el instrumento vigente data de 1988, “o sea, ésta es una modificación que se hace cargo de alrededor de 24 años de desarrollo que se han venido dando naturalmente en el proceso de expansión de la ciudad”.

Ahora, al tratarse de una modificación para toda la ciudad, todavía es posible hacer a futuro modificaciones puntuales. Claro que abordar, por ejemplo, el caso del Club Hípico, algún sector o terreno en particular, implicaría un seccional o una modificación centrada en una porción del territorio en particular. Eso es absolutamente viable, e implicaría seguir el proceso normal de cualquier modificación del instrumento, “es decir, se somete al proceso de participación ciudadana y a las distintas aprobaciones que están reguladas por ley”.