Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Enérgico repudio de seremi de Vivienda a vandalismo y robo en recién inaugurada villa

Autoridad criticó que “elementos antisociales atropellen el derecho que tiene toda familia a vivir tranquila en un barrio amable e integrado socialmente, que es el espíritu con que se construyó dicho barrio”.

Por La Prensa Austral martes 27 de noviembre del 2012

Compartir esta noticia
21
Visitas


“Lamentamos profundamente que a un mes de haber concluido con la entrega de viviendas en Valle Bicentenario I y II, se produzcan hechos de carácter grave como robos y vandalismo, que han afectado a las propiedades del sector”, manifestó el seremi (s) de Vivienda y Urbanismo, Atircio Aguilera.

La autoridad fustigó los hechos delictuales que han afectado recientemente al conjunto habitacional Valle Bicentenario, primer proyecto de integración social desarrollado en Magallanes por el Minvu.

Pese a no poder actuar directamente en materias de seguridad pública, expresó que no son indiferentes ante tales situaciones que no sólo afectan a viviendas particulares: “también han vulnerado el equipamiento comunitario, destrozando y desmantelando sedes vecinales, áreas verdes y juegos infantiles con un ensañamiento realmente incomprensible e irracional. Lo triste es que este equipamiento comunitario representa justamente aquellas obras por medio de las cuales aportamos a la calidad de vida en los barrios, especialmente en términos de mayor seguridad para las familias y sus niños”.

Añadió que aquí se realizó un enorme esfuerzo del Ministerio como de los vecinos, que han ahorrado “peso a peso” para cumplir el sueño de obtener sus casas y un lugar donde vivir en paz.

Incidencia temprana

Tras ejecutarse aquí una fuerte inversión, y ya antes de entregar la última partida de viviendas correspondientes al Fondo Solidario, señaló que se habían detectado situaciones similares que la empresa tuvo que subsanar: “Pero eran en cierta forma daños menores comparados con lo que hemos visto hoy a través de los medios de comunicación”.
Enfatizó que “lo más repudiable es que elementos antisociales atropellen el derecho que tiene toda familia a vivir tranquila en un barrio amable e integrado socialmente, que es el espíritu con que se construyó dicho barrio, y que además es uno de los énfasis más importantes de la nueva política habitacional del Ministerio”.

Aguilera solidarizó con quienes han sido perjudicados, y espera que pueda identificarse a los hechores de estos delitos y se tomen las medidas pertinentes para prevenir y que no se vuelvan a repetir, en respeto a los habitantes.

Como proyectos originales de sectores medio y emergente, de las 300 viviendas que conforman el proyecto habitacional, hubo 58 casas de la etapa 1 (inversión de 45.970 UF) que correspondieron a la agrupación Unidos por un Sueño, en tanto la segunda etapa (por 44.140 UF) contó con 56 familias de la agrupación Sueño Bicentenario.

Salfa redoblará vigilancia en población aún no entregada

“Obviamente que nos importa y que estamos bien preocupados, sabemos que es un barrio que no es fácil, Sin embargo, hoy día (ayer) hablaba con las autoridades de ponernos de acuerdo. En la medida que vayamos entregando las casas, la idea es que los vecinos también se vayan de alguna forma organizando”.

De esta manera, Cristóbal Bascuñán, gerente regional de Constructora Salfa, se refirió a la compleja situación que afrontan en la naciente población Valle Bicentenario, en el sector sur de la ciudad, y que es blanco constante de robos y destrozos por parte de delincuentes de sectores aledaños.

El profesional admitió que se trata de una situación difícil, “porque estos verdaderos vándalos actúan siempre a rostro cubierto en horarios donde no se les puede identificar”. Bascuñán reconoció que éste es un problema que está en todos lados y no sólo en Punta Arenas: “Estamos sumergidos en un problema que yo diría es a nivel general”.

Indicó que la empresa cuenta con un equipo de obras permanente en la villa, atendiendo las pre entregas y entrega de las viviendas, pero en la medida que no estén todas ocupadas el tema persiste: “Tenemos ya vendidas alrededor de 220 y esperamos el próximo mes superar las 250. Entonces, ya con eso vamos a tener una cantidad importante de viviendas vendidas y el poblamiento de la villa, que es lo más importante. Mientras las casas no estén habitadas quedan a merced de la gente que circula por ahí”.

Por ello, no las equipan con todos sus artefactos y griferías hasta la entrega final, “porque sabemos que son vulnerables en el fondo, que de repente hay gente mala y que en definitiva roba, a veces sin siquiera tener la necesidad, eso es lo más penoso. Se rompen vidrios, se rompen puertas y eso lo tenemos súper claro y la verdad ya medio asumido”.

Esperan en diciembre tener vendido un poco más del 80 por ciento de la villa, por lo que sólo les quedarán poco más de 30 casas.

Vigilancia

Por lo pronto, el ejecutivo señaló que como empresa instalarán dos casetas de vigilancia para que en el fondo las familias se sientan más seguras. “Usted comprenderá que uno o dos puestos de guardia para esa tremenda villa de 300 viviendas, de repente podemos estar pagando a esos guardias y puede que no sea suficiente. Porque esta gente actúa coincidiendo cuando hay falta de guardia, en los cambios de turno, en la noche, empiezan a memorizar las caminatas de los rondines, entonces es muy difícil”, expresó.

Pese a ser un sector muy grande, cree que la instalación de dos puestos ahí será lo ideal, uno en Ancud con Patagonia y el otro al final de la villa hacia el terreno eriazo (continuación de Manuel Rodríguez) o bien en el sector donde fue la toma en marzo pasado.

“Con la gente de la Anef acordamos hacerles entrega de unas casetas de guardias para que, en el fondo, los mismos propietarios se organicen, se agrupen y paguen una especie de gastos comunes que en el fondo les permita pagar uno o dos guardias, dependiendo de la necesidad, aunque no hay mejor guardia que habitar las viviendas”, agregó.

Por otro lado, el ejecutivo indicó que en un momento se reunió con Carabineros, “conversamos con el general Weber y él nos dijo que lamentablemente no se podía comprometer rondines, sí en hacer una frecuencia más periódica”. Ello, al no poder estar cuidando la propiedad de un particular en especial, a menos que el juzgado lo indique así.

No obstante, a su vigilancia se suma el hecho que les han comprado viviendas personal de Carabineros y de las Fuerzas Armadas, “y eso de alguna forma también va a amedrentar de alguna forma a estos antisociales”.