Necrológicas
  • Marta Irma Muñoz Cárdenas
  • Emelina Ayala Gajardo
  • José Arturo Sotomayor García

Escasa mano de obra calificada eleva sueldos en construcción

Un importante contingente procedente desde este sector y también de servicios fue absorbido por la minería.

Por La Prensa Austral domingo 20 de enero del 2013

Compartir esta noticia
196
Visitas


Un tema bastante recurrente y que viene experimentando hace tiempo el sector construcción es la escasez de mano de obra calificada. Cristián Prieto, presidente regional de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), sostiene que la falta de mano de obra especializada, incluso, se evidencia hace cuatro o cinco años y no sólo en la región sino que en todo el país.

Este se inició con el “boom” de las inversiones energéticas y mineras, y ha repercutido en los costos de la construcción en ésta y en muchas zonas. En otras regiones esta realidad es aún más crítica.

Como tema a analizar, la CChC lo tiene como prioridad desde el punto de vista de capacitación de gente nueva, pero no es un tema que se resuelva fácilmente de un día para otro.

Al respecto, Miguel Angel García Cuevas, vicepresidente regional del gremio, graficó esta realidad con lo que ha pasado en el sector minero, en el que Mina Invierno mejoró los sueldos de muchísimos operadores de maquinaria y carpinteros, llevándose un importante contingente que no emergió de cualquier parte, sino que salió del sector construcción y servicios. “Tenemos casos súper conocidos de gente que ganaba 800 mil pesos y le ofrecieron un millón 600, pero eso va a terminar cuando concluyan las obras importantes de la minera y todo vuelva a la normalidad, y esos puestos de trabajo van a volver al sector construcción, porque no tienen una estabilidad laboral en la mina, ni cuentan con la capacitación para manejar maquinaria de mayor tamaño o camiones mineros”, expresó.

Esto, al tratarse actualmente de una etapa acotada dentro del proyecto minero e intensiva en mano de obra, pero luego de la construcción vendrá una etapa más industrial. Por ende, naturalmente los trabajadores deberían retornar al sector.

En todo caso, esta “bonanza” incide en que de 450 mil pesos al mes que obtenía un carpintero hoy algunos ganan hasta 700 mil, por lo que sus remuneraciones han subido por lo menos un 50 por ciento en los últimos tres años.

Oferta restringida

La actual falta de mano de obra especializada, según García, pudiera evitarse a nivel regional si los llamados para estos proyectos o propuestas se efectuaran en tiempos bien planificados: “se tienen que planificar bien las obras para que no se junte un hospital con un casino y otra obra de envergadura, porque ello hace concentrar la mano de obra en dos o tres grandes proyectos, y todo el resto de la industria sufre los perjuicios al no contar con personal”.

Por ello, como Cámara se han reunido con distintas unidades técnicas y trabajan con ellas, a objeto de tratar de planificar las obras con anticipación cosa que las empresas se puedan preparar, puedan capacitar mano de obra o bien traer personal de afuera para acometer estos grandes proyectos.

Esta situación de una oferta restringida de mano de obra se mantendrá hasta después de marzo, fecha en que Mina Invierno tiene programado su inicio de operaciones, “pero también tenemos los Ceop’s (contratos especiales de operación petrolera) y tenemos el desarme de la planta de Methanex, que requerirá de 300 personas”, advierte Hernán del Canto, past presidente regional de la CChC.

Por ende, la región seguirá viviendo esta falta de personal calificado en la construcción, independiente de todas estas coyunturas.

Educación

En la parte educacional, se puede hacer muchísimo, sobre todo lo que tiene ver con capacitación técnica de gente no capacitada, y donde gran parte de la masa laboral no está capacitada y muchos ni siquiera terminan el colegio.

Del Canto resaltó que como Cámara impulsan un proyecto de capacitación a través de Capacita, organismo de la CChC, para la preparación de carpinteros, albañiles, concreteros, ceramistas en el mismo lugar de trabajo, entonces las Pymes, que son la mayor parte, no pierden la posibilidad de hacerlo, evitando así quedarse sin personal en la obra.

Otro tema también inquietante que viene de hace tiempo es el envejecimiento de la mano de obra, ya que “no viene gente nueva y somos una isla. A nivel nacional se ha visto que la minería y después la construcción han requerido de mucha mano de obra, por la calidad de sueldos que se está pagando”.