Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Evento de jazz exigía presentaciones bajo techo y almuerzo para alcalde con comitiva de 12 personas

La Dirección de Control del municipio se encuentra solicitando los antecedentes que permitan conocer en detalle el desarrollo del encuentro de jazz fusión, efectuado con escasa respuesta de público y donde el gasto superó los 8 millones de pesos.
[…]

Por La Prensa Austral miércoles 14 de diciembre del 2011

Compartir esta noticia
12
Visitas


La Dirección de Control del municipio se encuentra solicitando los antecedentes que permitan conocer en detalle el desarrollo del encuentro de jazz fusión, efectuado con escasa respuesta de público y donde el gasto superó los 8 millones de pesos.

La iniciativa correspondió a un proyecto presentado por la Municipalidad de Punta Arenas al Fondo de Provisión Cultural 2011 (FNDR), el que fue aprobado por un monto de 8 millones 500 mil pesos.

El municipio licitó el evento, solicitando a través de su Unidad de Gestión Cultural la contratación del servicio y ejecución de lo que denominó Jazz Fusión Mirando al Sur.

La jornada se desarrolló miércoles y jueves de la semana pasada, en el frontis del edificio municipal de Plaza Muñoz Gamero y ante escasa audiencia. Asimismo, llamó la atención algunos de los requerimientos incorporados en las bases y el incumplimiento de una de las exigencias.

Esto último, hizo que el alcalde Vladimiro Mimica expresara la intención de hacer uso de la garantía (equivalente a 425 mil pesos). Posteriormente, y en base a los antecedentes objetivos, la Dirección de Control habría intervenido solicitando la documentación respectiva.

Las bases administrativas y técnicas de la licitación consideran exigencias propias de todo evento: propuesta de parrilla artística, contratación de artistas previa aprobación del municipio, producción del evento, y servicio de sonido con backline e iluminación, entre otras.

Almuerzo y recinto cerrado

Como requerimientos aparecen también el ofrecer un almuerzo de bienvenida a los artistas y al alcalde con una comitiva de 12 personas; entregar galvanos de reconocimiento a cada grupo y/o solista; y considerar un local apto para a lo menos 800 personas para los dos días del evento “cómodamente sentadas y con las características al nivel de un evento de connotación, como lo es el jazz”.

Evidentemente, el requerimiento de un evento bajo techo no se cumplió. Ambas jornadas se desarrollaron al aire libre, a excepción de dos talleres en el Salón Pacífico.

La adjudicataria de la licitación fue la productora Trío Rosslyn que, de acuerdo a sus antecedentes, lleva trabajando desde 1999, diversificándose “en diferentes temáticas, culturales públicas y privadas, producciones corporativas y eventos masivos, obteniendo excelentes resultados y aceptación en el mercado”, se señala en su facebook.