Necrológicas
  • Carmen Alvarez Alarcón
  • Valeria Aguilar Díaz

Ex intendente Storaker califica de “infundadas y malintencionadas” denuncias de arquitecto sobre adjudicación de contratos de obras

Su enérgico rechazo a las imputaciones formuladas por el arquitecto Pedro Pablo Leyton, funcionario exonerado del Ministerio de Obras Públicas, formuló el ex intendente Arturo Storaker.
[…]

Por La Prensa Austral lunes 31 de diciembre del 2012

Compartir esta noticia
21
Visitas


Su enérgico rechazo a las imputaciones formuladas por el arquitecto Pedro Pablo Leyton, funcionario exonerado del Ministerio de Obras Públicas, formuló el ex intendente Arturo Storaker.

En conferencia de prensa ofrecida el viernes último acompañado de los dirigentes de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales, Leyton denunció presuntos actos de corrupción en la dirección regional de Arquitectura y acusó la adjudicación de dos contratos supuestamente de forma irregular (construcción del Polideportivo 18 de Septiembre y el edificio de la Contraloría Regional), involucrando de paso al director de Arquitectura, Julio Fernández; a la empresa Salfa; al ex intendente Arturo Storaker, y otros funcionarios del Ministerio de Obras Públicas.

Uno de los aludidos, Storaker, a través de una carta enviada a este medio, respondió a los cuestionamientos de Leyton en la edición del sábado 29 de diciembre, calificando como “presunciones infundadas y malintencionadas” de “supuestas participaciones del ex intendente en servicios totalmente ajenos a su actuar, que pertenecen a adjudicaciones de licitaciones de otros servicios”.

La ex primera autoridad regional planteó que respecto del edificio de la Contraloría Regional este fue construido con fondos sectoriales (asignados por glosa en el presupuesto de la Nación) y no regionales, siendo de conocimiento público en cuanto “a que al intendente sólo le cabe estar orgulloso de tan importante obra pero no tiene ninguna injerencia en ella”.

En cuanto al Polideportivo 18 de Septiembre, Storaker señaló que “también es de conocimiento público que la unidad ejecutora fue el IND (Instituto Nacional del Deporte) y no el Ministerio de Obras Públicas y las licitaciones que este organismo participó fueron declaradas desiertas y toda discusión interna en este organismo es absolutamente ajena para este ex intendente”.

Más adelante añadió su convencimiento “que es una gran y esencial virtud de la democracia, que exista plena libertad de expresión, de opinión y de fiscalización que permite a todo ciudadano, sin hacer distingo, hacer denuncias tanto en Contraloría como en Fiscalía, las cuales tienen que ser acogidas e investigadas por ley”. En este caso, las denuncias formuladas por el arquitecto Pedro Pablo Leyton se encuentran radicadas ante las mencionadas instancias.

Por último, Storaker recordó que “hoy la mayoría de las obras en ejecución fueron asignadas durante mi permanencia en la intendencia y cualquier persona puede hacer denuncias como las anteriores teniendo o no razón, pero en tiempo político serán más abundantes las interrogantes con tal de denostar. La libertad de expresión y el derecho a pedir cuentas a las autoridades es un buen mecanismo pero que se vuelve en un instrumento de abuso y violencia política si se pierde la noción de lo real y de lo falso. No destruyamos la confianza en las libertades que nos da un sistema democrático y de derecho”.