Necrológicas
  • José Arturo Sotomayor García

Expertos en minería y establecimientos técnicos profesionales analizaron cambios curriculares

Representantes de Geopark, Enap y Mina Invierno, se reunieron con jefes técnicos de los liceos Hernando de Magallanes, de Porvenir, Liceo Industrial, Instituto Don Bosco y la Escuela Tecnológica de la Umag.

Por La Prensa Austral viernes 30 de noviembre del 2012

Compartir esta noticia
79
Visitas


Con el objetivo de planificar cambios en las mallas curriculares en la educación técnico-profesional, y que de esta forma se puedan incorporar más magallánicos a las empresas mineras de la región, en el Hotel Finis Terrae se realizó ayer, una reunión entre expertos de la Empresa Nacional del Petróleo, Geopark y Minera Invierno con representantes de la Escuela Tecnológica de la Universidad de Magallanes, y los jefes técnicos de los liceos Hernando de Magallanes, de Porvenir, Industrial e Instituto Don Bosco, además de los seremis de Educación, Raúl Muñoz Pérez, y de Minería, Rodolfo Arecheta.

En la instancia, se analizó la adecuación de las mallas curriculares y los módulos de aprendizaje, para acercar especialidades y que de esta forma, mejore la empleabilidad de los estudiantes que egresan de la educación técnico-profesional. Al respecto, el seremi de Educación, sostuvo que estos planes renovados ya se están aplicando en otras regiones del país, pero que en Magallanes sería una innovación. “Es necesario y urgente que la educación técnico-profesional tenga esa alianza con las empresas, y es la única manera en que nuestros alumnos tengan las competencias adecuadas para iniciar un proceso profesional. Tenemos que tomar la iniciativa en conjunto con el sostenedor y ver que nuestros alumnos tengan esta especialidad y tengan un mejor futuro laboral”, manifestó Raúl Muñoz.

Sobre plazos y factibilidad de poner en práctica estas modificaciones, Muñoz cree que “en la carrera minera, esto tendrá un procedimiento de adaptación, este año que viene se verá cómo armamos los planes curriculares y módulos y esto se puede iniciar el año 2014, no así la carrera marítima, porque ahí hay más avances”. De todas formas, la autoridad de educación estima que “es un tema a mediano-largo plazo. Para formar un técnico son alrededor de cuatro o cinco años, pero lo importante es que partamos, y en cuatro años tengamos mano de obra especializada para enfrentar este nuevo desafío”.

Sin embargo, para el 2013 se estima que al menos, uno de los establecimientos podrá implementar alguna de las especialidades relacionadas con la industria petrolera y de la minería del carbón, mientras que Muñoz concluyó que, tomando en cuenta que las matrículas de estos establecimientos es de alrededor de 700 alumnos, se podría “partir con dos cursos, lo importante es tener dos cursos de 40 a 80 personas que puedan iniciar este proceso de formación”.