Necrológicas

Formalizados por homicidio y robo con violencia

Se estableció que el hecho de sangre ocurrió cuando la víctima se retiraba de un club nocturno y luego
de haber tenido un altercado con los agresores en la calle.

Por La Prensa Austral viernes 21 de octubre del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
171
Visitas


En una extensa audiencia en el Juzgado de Garantía, que partió ayer a las 12,45 horas, la Fiscalía finalmente formuló cargos por dos delitos a los imputados por el reciente homicidio de Carlos Patricio Oyarzo Maldonado, y cuya detención se mantenía ampliada hasta ayer por 48 horas.

Daniel Mansilla León, 27 años, y Angelo Vera Ruiz, 19 años, detenidos por Carabineros, fueron formalizados por homicidio y también por un delito de robo con violencia calificado, considerando que las lesiones de la víctima del segundo ilícito fueron de carácter grave.

Durante la audiencia de ayer, el fiscal Fernando Dobson recreó algunos pasajes de la brutal agresión acontecida el martes a las 2,30 de la madrugada en Avenida Independencia, a la altura del Nº338, donde se ubica el night club He-Manuel. La víctima del homicidio estuvo en el local minutos antes del ataque, descartándose que hubiera habido algún altercado al interior del cabaret. Este se produjo en las afueras del establecimiento, ubicado a pasos de Avenida España.
Según la versión de los imputados, ambos habrían ido con un amigo hasta el local con la intención de ingresar sin pagar entrada, para lo cual apelaron a un conocido. Sin embargo, estando allí el portero no accedió a ello, y fue en ese momento cuando la víctima se acercó a ambos jóvenes y les dijo que estaban “pasados a papas fritas”.

Esto generó un áspero altercado que llevó a que Mansilla atacara a Oyarzo con golpes en el rostro, sumándose a éste Vera, sin que el agredido pudiera defenderse. Entre ambos lo tumbaron y le dieron puntapiés en la cabeza, e incluso uno de ellos le azotaría repetidamente la cabeza contra el suelo.

El guardia -quien tenía algún grado de conocimiento respecto de uno de ellos- trató de alguna forma que los imputados se retiren del lugar, e incluso entró a buscar al local a una segunda persona, quien le ayudó a disuadir a los agresores. Estos huyeron dejando allí, sobre el pavimento, a la víctima inerte y prácticamente sin respiración. Minutos más tarde su deceso sería constatado por personal del Samu.

En prisión preventiva

Asimismo, el fiscal les imputó el haber cometido un robo con violencia (asalto), minutos más tarde, en Chiloé al llegar a Balmaceda. La víctima, identificada como Matías Saldivia Barrientos, de 19 años, transitaba con otros tres amigos por Errázuriz cuando tres desconocidos los empezaron a molestar. De ahí los antisociales pasarían a los insultos y amenazas, obligando a los otros jóvenes a huir.

La peor parte la sacaría Saldivia, a quien se le salió una zapatilla y cayó siendo alcanzado y agredido por el trío, recibiendo un botellazo en la cabeza, golpes con piedras, patadas y puñetazos. El propio Vera luego le sacó las zapatillas y huyó. El herido fue auxiliado por Carabineros, quien al ser herido con un gollete resultó con una herida palmar con sección de un tendón y debió ser operado.

Un par de horas después, la policía uniformada daría con los antisociales en el domicilio de Angelo Vera, recuperando las zapatillas de la víctima.

Tras un largo debate, los dos imputados quedaron ayer en prisión preventiva, al considerarse que constituyen un peligro para la seguridad de la sociedad. Se dio un plazo de 90 días para terminar la investigación, apuntando principalmente a las pericias correspondientes a las evidencias encontradas.

Escenarios

El fiscal manifestó que los dos implicados están confesos en cuanto al homicidio. “En lo preliminar ambos agreden a la víctima sin mediar provocación, reconocen que lo botan y que le siguen pegando en el suelo, vale decir despliegan todo un tipo de agresión que claramente tiene el carácter de homicida y la causa de muerte así lo demostró”, expresó.
Respecto al robo con violencia, si bien Vera desconoce la agresión, se vincula en el sitio del suceso, pero reconoce haber sustraído las zapatillas de una persona a quien encontró tendida en el suelo.

Dobson señaló que se hacen diligencias en ambos delitos que se les imputan, y al constatarse que el robo se perpetró a escasos minutos del homicidio “debemos entender que han participado ambos también en este ilícito”. Al respecto, remarcó que hay testigos que ven que siempre fueron tres sujetos, está reconocido ampliamente el imputado Vera como quien sustrae las zapatillas, hay que entender que ellos se desplegaban en todo momento juntos y que también iban con una botella, que es con la que resulta agredida la víctima. A éste incluso se le extrajo un trozo de vidrio desde la mano durante la intervención quirúrgica a la que fue sometido.

Dobson añadió que ahora hay que determinar si en las vestimentas de estos imputados la sangre corresponde a alguna de las dos víctimas para así de alguna forma ratificar o no su participación.