Necrológicas
  • Aroldo Andrade Andrade
  • María Lucinda Levill Levill

Fortalecerán el sistema de internados escolares

En Punta Arenas, un total de 80 niñas y niños de enseñanza prebásica y básica residen (de lunes a viernes) en los internados de las Escuelas Pedro Pablo Lemaitre y Argentina. Con la finalidad de implementar una política comunal orientada a la infancia y a incrementar el bienestar y desarrollo integral de este grupo de estudiantes y sus familias, el alcalde Emilio Boccazzi constituyó una comisión de trabajo, conformada por las áreas de Atención al Menor y Educación de la Corporación Municipal, Dirección Municipal de Desarrollo Comunitario (Dideco) y los directores de ambos establecimientos educativos.
[…]

Por La Prensa Austral sábado 2 de agosto del 2014

Compartir esta noticia
213
Visitas


En Punta Arenas, un total de 80 niñas y niños de enseñanza prebásica y básica residen (de lunes a viernes) en los internados de las Escuelas Pedro Pablo Lemaitre y Argentina. Con la finalidad de implementar una política comunal orientada a la infancia y a incrementar el bienestar y desarrollo integral de este grupo de estudiantes y sus familias, el alcalde Emilio Boccazzi constituyó una comisión de trabajo, conformada por las áreas de Atención al Menor y Educación de la Corporación Municipal, Dirección Municipal de Desarrollo Comunitario (Dideco) y los directores de ambos establecimientos educativos.
“El objetivo es instalar una política de infancia, entendida como una mirada global que vamos a plasmar y entregar a la comunidad, orientada no sólo a niños que pertenecen a la red de los colegios que administra la Corporación Municipal, sino también aquellos que tienen diferentes necesidades, ya sea por mandato judicial o por un carácter preventivo”, señaló al respecto el alcalde.
Sobre las medidas específicas que se implementarán en el sistema de internados estudiantiles, la primera autoridad comunal precisó que se debía normar y generar “las inversiones necesarias para consolidar estos internados, que no son lo óptimo, pero al presentarse la necesidad de contar con este tipo de residencias, debemos brindar un adecuado seguimiento y acompañamiento para que a esos niños y niñas les vaya bien en la vida”, precisó.
Cuando el internado reemplaza al hogar
Carlos Almonacid, director de la Escuela Argentina, manifestó su satisfacción por este trabajo, que se fundamentará en los derechos de la infancia.
“Esta mirada es importante, más allá de lo que dice relación con el albergue para los estudiantes en sistema de internado. Considero que es oportuno poner más atención en las necesidades que tenemos para proporcionar las mejores condiciones de vida de los alumnos. Tenemos que entender que el internado reemplaza el hogar, tarea que no es fácil, desde la perspectiva psicológica, sobre todo cuando son tan pequeñitos”, puntualizó.
Por su parte, Luis Vargas Báez, director de la Escuela Pedro Pablo Lemaitre, valoró la “posibilidad de coordinarnos, de generar procesos que ayuden a que los niños tengan una mejor calidad de vida al interior de los internados, de potenciar los procesos de resiliencia de las familias para que estén preparadas para acogerlos de manera mucho más acertada cuando dejen el internado, después del período que les corresponde, de tener una mirada de política pública en relación a la temática, y, específicamente, generar espacios permanentes para que los profesionales a cargo se puedan capacitar para entregar un mejor servicio a los niños que tienen diferentes necesidades y que requieren, a veces, suplir aspectos que no pueden encontrar en el hogar”.
Ambos directivos concluyeron que lo relevante es que durante la etapa de internado, los estudiantes adquieran herramientas emocionales y sociales que les permitan desarrollarse de mejor manera en los ámbitos escolar y familiar.