Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Fuerte discusión e insultos entre Mimica y Karelovic marcaron sesión del Concejo

Diálogo sobre proceso de licitación de la basura desembocó en críticas y cuestionamientos por parte del concejal,
quien revivió su frase de que aquí “hay perfume de corrupción”.

Por La Prensa Austral viernes 21 de octubre del 2011

Compartir esta noticia
23
Visitas


“Cuide su lengua que es generalmente loca”, espetó el alcalde, recibiendo como respuesta un “¡Tu abuela será loca!” por parte del concejal Vicente Karelovic.

La mecha se había encendido al inicio de la sesión extraordinaria del Concejo Municipal (ayer poco después de las 11,30 horas), cuando el mencionado edil había pedido al alcalde explicar sus dichos (en La Prensa Austral) respecto a que las críticas al proceso de la basura tenían una motivación política. “Aclare ¿quién saca dividendos políticos?”, preguntó Karelovic. “Yo jamás cuestioné el proceder de los tribunales… yo hablé de usted y del concejal Roberto Sahr”, aclaró Mimica.

No había que ser brujo o vidente para saber que no sería una reunión fácil para el alcalde, menos cuando aparecía como único tema en tabla el proceso de la licitación de la basura y, peor aún, cuando la exposición del paso a paso del proceso sería seguido por la mirada inquisidora de los concejales Roberto Sahr, Antonio Ríspoli y Vicente Karelovic.

Sin embargo, salvo el mencionado cruce de palabras y una que otra interrupción a la intervención del concejal Roberto Sahr, durante 40 minutos la reunión se desarrolló con total normalidad e, incluso, con llamados a la unidad y a resaltar el trabajo y logros del Concejo.

Al cierre de la sesión
El encuentro llegaba a su fin con el “acuerdo” de una tregua a tanta polémica por la basura o, al menos, de poner paños fríos a la espera del pronunciamiento del Tribunal de Contratación Pública.

Hasta ahí todo bien, salvo porque palabras sacaron palabras. El alcalde Mimica cerró la sesión pidiendo a los concejales destacar el trabajo que se ha venido realizando, poniendo como ejemplo emblemático la construcción del Teatro Municipal. Fue ahí, cuando el concejal Karelovic intervino: “No se adjudique usted una obra del gobierno regional”, para acto seguido despachar un “siga con su grupito inaugurando cosas”.

Fueron segundos de descontrol, con comentarios e intervenciones poco entendibles por parte de los ediles y un alcalde que le pedía al concejal ser respetuoso. Karelovic acusó a Mimica de estar en campaña, lo que fue desestimado por el aludido, quien le enrostró a su interlocutor el no participar jamás de las actividades e iniciativas que impulsan el resto de sus colegas.

Aquello encendió aún más el ánimo del concejal, quien descargó su malestar señalando que él no iba a participar de las irregularidades que se están cometiendo. “No diga eso, porque después me llama por teléfono pidiendo disculpas por temor que lo lleve a tribunales”, manifestó Mimica, recibiendo como contragolpe un “aquí hay perfume de corrupción” y la advertencia de que en un par de semanas presentaría antecedentes que avalarían sus dichos. Luego el diálogo final:
– Alcalde: “Cuide su lengua que es generalmente loca”.
– Karelovic: “¡tu abuela será loca!”.
– Alcalde: “Sólo lo respeto por las canas…”
– Karelovic: “Usted es un fracaso como alcalde y ojalá termine pronto”.

Mientras Mimica cerraba la sesión lamentando que se termine en esos términos, el concejal Roberto Sahr protagonizaba un confuso incidente (corto y de palabras) con su colega Mario Pascual.
No obstante todo lo anterior, los ediles abandonaron raudos la sala. Karelovic sería el primero en salir, reafirmando luego sus dichos ante los medios de prensa. Luego haría lo mismo el alcalde.