Necrológicas

Fundación contra retinitis pigmentosa investiga cura para personas ciegas

El objetivo de su presidente es que de aquí a tres años más,
un invidente recobre la visión.

Por La Prensa Austral viernes 2 de diciembre del 2011

Compartir esta noticia
100
Visitas


De paso por Magallanes se encuentra Gustavo Serrano, fundador y presidente de la Fundación contra la retinitis pigmentosa, quien se encuentra investigando en Santiago la cura para las personas ciegas. Su objetivo, según señaló, es que de aquí a tres años una persona invidente recobre la visión.

Para lograr este objetivo se trabaja principalmente con dos procedimientos, la terapia génica y la visión artificial.

Serrano, quien padece de retinitis pigmentosa, explicó que esta fundación es prácticamente unitaria en Chile, y que busca agrupar e informar a las personas sobre la enfermedad y sus afectos médicos, además de brindar en Santiago atenciones psicológicas y oftalmológicas a las personas que la padecen.

En este contexto se encuentra realizando un proyecto que dice relación con recorrer el país con la información necesaria sobre esta patología y de esta forma concientizar acerca de esta enfermedad. “Existimos personas que vemos pero no vemos, porque se transita un camino hacia la ceguera en el que chocamos con mucha gente y con muchas cosas”, remarcó.

Charlas explicativas

Con el objetivo de que la comunidad magallánica se interiorice sobre esta patología, es que el conferencista Serrano desde el lunes último hasta ayer visitó Puerto Natales, para posteriormente trasladarse a Punta Arenas y por la mañana reunirse con oftalmólogos del Hospital Clínico. Asimismo, a las 16 horas, realizó un encuentro informativo en la sede de la Agrupación de Amigos de los Ciegos de Magallanes (Agaci), la cual se creó el 10 de enero de 1994 y tiene como principal objetivo reunir y ayudar a los ciegos y limitados visuales de la región.

Según palabras de Serrano, esta enfermedad es una de las principales causas de ceguera en el mundo debido a las distrofias de retina que produce. Explica que en la capa más superficial de esta última existen dos tipos de células nerviosas, que se llaman fotorreceptores, denominados bastones y conos. Los primeros son los que posibilitan ver el campo visual hacia los lados y en la oscuridad, mientras que los conos posibilitan ver en el centro, en el día y distinguen los colores. Para quienes padecen de retinitis pigmentosa, lo normal es que comiencen a eliminarse todos los bastones hasta quedar con una visión de túnel, la cual define como “ponerse tubos en los ojos y ver a través de los tubos”. De la misma manera no mantienen visión nocturna y padecen de encandilamiento.