Necrológicas
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Humberto Peñafiel Munizaga
  • Inés Mancilla Ruiz
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Ganadera encerró a operarios de Enap dentro de su predio y los denunció por dañ

– El mes pasado la petrolera estatal interpuso un recurso de protección contra la propietaria de la estancia, donde la empresa tiene gasoductos y un pozo.

Por La Prensa Austral sábado 18 de octubre del 2014

Compartir esta noticia
77
Visitas


Hace ratos que las relaciones entre Enap Magallanes y la Ganadera Los Pozos están tensionadas debido a los constantes roces que se producen cada vez que operarios de la petrolera ingresan a sus campos, en Bahía Posesión.
Una muestra de lo anterior ocurrió el mes pasado cuando la petrolera interpuso un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones, acusando a la Sociedad Agrícola y Ganadera Los Pozos, representada por Cruz Barrientos Saldivia, de “perturbación ilegal y arbitraria de los derechos de propiedad” que le asisten a la empresa, luego de que los estancieros instalaran un nuevo candado al portón de acceso entre la Ruta Y-545 y el pozo Cañadón Nº44. Los alegatos de esta presentación se realizaron el jueves y el fallo quedó en acuerdo (pendiente).
Pero según relató anoche Claudio Oyarzo Barrientos, hijo de la estanciera Cruz Barrientos, este conflicto adquirió otro matiz, cuando ayer al retornar a su predio, tras asistir a los alegatos en la Corte de Apelaciones, constató con estupor que maquinaria y personal de Enap se habían internado a uno de los campos de parición, cortando una alambrada, excediéndose respecto de una medida decretada por la justicia, vale decir ocupando más de lo que la servidumbre permite.
Oyarzo recordó que desde 2007 hasta el año pasado existía un acuerdo en que Enap los indemnizaba frente a eventuales pérdidas ganaderas producidas en los campos de parición por faenas de mantención de gasoductos. “Este año al no estar vigente dicho acuerdo, lo que hizo Enap fue interponer un recurso de protección para ingresar por la fuerza a los campos de parición”, sentenció.
Hace dos semanas y en medio de la tramitación del recurso de protección, la Corte autorizó el ingreso diario de un operario de Enap a dicho campo para realizar labores de mantención.
Pero, según Oyarzo, la empresa, aprovechando la presentación de este recurso cortó un alambrado de un campo de parición, para el ingreso de camionetas, camiones y maquinaria pesada, que no estaba autorizado por la justicia.
Esto fue verificado a las 18,15 horas de ayer, razón por la que el ganadero procedió a solicitar la presencia de Carabineros del Retén Cañadón Grande para dejar constancia del “ingreso ilegal”. Esto implicó el cierre de los portones con candados, dejando encerrados en su interior a los operarios de la estatal. Recién pasadas las 20 horas de anoche se constituyó en el sector un contingente de más de 10 carabineros, al mando de un mayor procedente desde Punta Arenas. El operativo movilizó además a efectivos de Cañadón Grande y Monte Aymond.
“Carabineros tomó nota por qué no se le permitía salir a los trabajadores de Enap. Y era porque habían ingresado de manera ilegal a nuestros campos”, remarcó Oyarzo.
El ganadero consideró esta situación como un abuso y un atropello por parte de la estatal respecto de su propiedad.
Cerca de la medianoche Claudio Oyarzo interpuso una denuncia por daños ante el Retén Cañadón Grande.

Versión de Enap

Consultada anoche la gerencia de Enap Magallanes, se aclaró que, previo acuerdo con el genadero a principios de octubre, Enap Magallanes estaba trabajando hace dos semanas en la mantención de un gasoducto en una franja de la estancia donde la empresa tiene servidumbres. Sin embargo, durante la tarde de este viernes el ganadero cerró los portones de acceso al área. En vista de esta situación, Enap Magallanes solicitó la presencia de Carabineros para garantizar la integridad de sus trabajadores y colaboradores, y la continuidad de sus operaciones.