Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde

Golpiza a ex pareja embarazada causó la pérdida de feto de 34 semanas

Fiscal Eugenio Campos formalizará esta mañana al imputado por el delito de aborto malicioso.

Por La Prensa Austral sábado 6 de octubre del 2012

Compartir esta noticia
473
Visitas


Un increíble e impactante caso de violencia intrafamiliar fue conocido en la tarde de ayer tras la detención de un joven de 19 años de edad, acusado de haber provocado a patadas el parto prematuro a su ex pareja que se encontraba embarazada.

Las pesquisas realizadas durante un mes por parte de la Brigada de Homicidios de la PDI, posibilitaron la detención del estudiante J.R.R., sindicado de protagonizar un aborto malicioso en perjuicio de su ex pareja R.O.B., de 20 años, a quien habría propinado una feroz golpiza, provocando la pérdida del feto de 34 semanas que se gestaba en su vientre.
Según informó el comisario Eric Martínez, jefe de la Brigada de Homicidios de la PDI, en este caso se reunieron todos los antecedentes necesarios para configurar el delito y establecer las responsabilidades en el mismo, por lo que esta mañana el fiscal Eugenio Campos formalizaría al detenido como autor de aborto malicioso.

La investigación estableció que el estudiante mantuvo durante poco más de tres años una relación sentimental con la víctima producto de la cual tuvieron un hijo, actualmente de dos años. Desde el nacimiento de su primer hijo, el victimario amenazó a su pareja que no quería que se volviera a embarazar por cuanto él ya no la quería y que de ocurrir aquello, él se encargaría de darle muerte a ella y al feto.

Con el tiempo, la joven madre quedó nuevamente embarazada, por lo que el estudiante de 19 años comenzó a agredirla periódicamente hasta que la segunda semana de agosto del año en curso, le propinó una fuerte golpiza que motivó que la mujer se trasladara al Servicio de Urgencias del Hospital Regional, donde tras ser atendida, el médico de turno constató la muerte del feto, provocada presumiblemente a causa de las lesiones sufridas por su agresor.

Posteriormente, el sujeto prosiguió con sus amenazas hacia la víctima, ahora con la finalidad de que no lo denunciara por los hechos ocurridos. Temiendo por su vida, la mujer ocultó lo sucedido, aduciendo que la pérdida se debió a un accidente casero.

Pese a ello, la PDI informó que se estableció que el historial de agresiones se remonta al primer embarazo de la mujer, durante el cual también fue víctima de golpizas, con la misma intención de provocar el aborto de su primer hijo, siempre bajo el argumento de que ser padre interfería con sus estudios y su proyecto de vida.

Esta mañana el presunto autor sería formalizado ante el Juzgado de Garantía de Punta Arenas.