Necrológicas

Grave alumno del Centro de Rehabilitación Cruz Sur tras volcamiento frente a Río Seco

Vicente Caipillán Sepúlveda sufrió un Tec grave provocado por una fractura de base de cráneo, luego de salir despedido del vehículo.

Por La Prensa Austral viernes 9 de diciembre del 2011

Compartir esta noticia
66
Visitas


Lo que parecía ser un apacible viaje hacia Río Gallegos terminó siendo una pesadilla para una familia magallánica, ya que alrededor de las 11,30 horas de ayer un padre que salía desde Punta Arenas con sus dos hijos pequeños perdió el control de su station wagon Daihatsu Terios y volcó a la altura del kilómetro 12 de la Ruta 9 Norte (frente a Río Seco).
A bordo del móvil viajaban el chofer Luis Armando Caipillán Núñez, 36 años, y en los asientos traseros sus hijos Ana Sol y Vicente Armando Caipillán Sepúlveda, de 4 y 6 años, respectivamente.
Por causas que se investigan, el conductor tendió a salirse del camino y luego el furgón dio algunos giros en el aire para volver a su posición original, quedando en medio de la carretera con su carrocería y neumáticos traseros deformados. La peor parte la sacaría el pequeño Vicente, quien salió eyectado del móvil a través de una ventana quedando tendido en el pavimento en medio de un charco de sangre.

Crucial intervención

Un crucial papel jugaría una ambulancia del Samu de Puerto Natales que pasaba circunstancialmente por el lugar, llevando dos pacientes hacia el Hospital Clínico. A bordo venía el paramédico Yerkin Coliboro, quien cumple una suplencia. Este señaló a La Prensa Austral que al ser avisado por el conductor que había un accidente, él lo instó a que se detuvieran para ayudar en la atención de los heridos.
El niño estaba a unos 15 metros del vehículo tras salir despedido desde una ventana. Junto a él, el chofer estaba visiblemente choqueado, con un corte en el cuero cabelludo, erosiones en un brazo y con dolores en la clavícula, “pero no se veía mal. El niño era el que se veía más grave, así que fuimos primero a verlo a él, ya que la niña parecía bien, caminaba”, relató.
Al ser sólo una ambulancia básica, se dedicaron a hacer la primera respuesta (ABC del trauma) y tratar de darle un poco de respiración, ya que estaba con apnea. Asimismo, le hicieron una maniobra de inmovilización, ya que la gente lo quería levantar. Si se hubiesen demorado 10 o 15 minutos más el niño podría haber entrado en paro cardiorrespiratorio y correr mayor peligro.
Una médico también se hizo presente y atendió al niño, que presentaba abundante sangramiento (por oídos, nariz y en la cabeza), se veía bastante grave y estaba inconsciente. Pese a que él paramédico le habló, éste no respondió a ningún estímulo.
Paralelamente avisaron a la central del Samu de Punta Arenas para solicitar una ambulancia avanzada con un reanimador y un paramédico.

Estado delicado

A las 11,50 horas la ambulancia del Samu de Punta Arenas iniciaba su trayecto con el niño hasta el Hospital Clínico. El menor resultó con hemorragia nasal y de oído, síntoma secundario de una fractura creaneana, lo cual obligó a intervenirlo en pabellón
Fernando Bracho, médico de turno de la Uci Pediátrica del Hospital Clínico, confirmó un diagnóstico de politraumatismo y traumatismo encéfalo craneano (Tec) grave, provocado por una fractura de base de cráneo. Esto requirió intervenirlo para colocarle un dispositivo de monitorización de la presión intracraneana.
Aparte de eso, el paciente tiene un trauma abdominal cerrado, producto de una laceración hepática, afortunadamente estable, además de la fractura de una de sus clavículas.
Al cierre de esta nota, se estaba a la espera de algunas radiografías para descartar la fractura de otros huesos.
El facultativo explicó que todas ellas son lesiones graves y todo se centra hoy a esperar la evolución, sobre todo pensando que podría darse algún tipo de edema cerebral (hinchazón producto del golpe), que suele verificarse en las primeras 48 horas de ocurrido el accidente. Este lapso es crítico para ver la evolución de su trauma encefálico después de un accidente.
Vicente, quien asiste al Centro de Educación Especial del Club de Leones Cruz del Sur, se mantiene en la Uci Pediátrica del recinto en estado crítico en riesgo vital, sedación farmacológica y conectado a un ventilador mecánico, con monitorización de su presión intracraneala, de todas las presiones arteriales y venosas, además de antibióticos en forma preventiva y apoyo de su corazón con drogas vasoactivas.