Necrológicas
  • Salvador Yeber Campos
  • Francisco Antonio Catalán Leiton
  • Silva González Cárcamo
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Hasta amenaza de querella por injurias hubo en el caso de los buses amarillos

Concejal Karelovic sacó a colación el uso de facturas falsas en este caso, y que los funcionarios “deberán pagar el pato” por una mala administración.

Por La Prensa Austral sábado 4 de junio del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
10
Visitas


Roberto Hofer
Rhofer@laprensaaustral.cl

En una semana marcada por el lapidario dictamen de la Contraloría General de la República recaído sobre la internación de los buses escolares desde Estados Unidos, el alcalde Vladimiro Mimica fue quien precisamente sacó a colación esta materia ayer, en la sección “varios” de la que sería una acalorada sesión del Concejo Municipal de Punta Arenas.

Claro que la mayor temperatura la aportó la nutrida presencia de invitados, en una sala que se hizo estrecha al citarse allí a los directores de los nueve establecimientos municipales favorecidos con este medio de transporte más sus choferes y los auxiliares de los buses.

Ante tal audiencia, el jefe comunal enfatizó que los buses seguirán sirviendo a la comunidad y que harán todos los esfuerzos durante su administración para traer más buses a todos los colegios básicos, dados los resultados de su incorporación.

Además el edil manifestó que “los buses se han transformado en el brazo proyectado de cada aula educacional”, pues en mayo sirvieron para transportar a más de 2 mil escolares a diversas actividades extraescolares. Con su aporte incluso espera reeditar las colonias escolares de verano.

“Perfume de querella”

Los distintos concejales también hicieron alusión al tema, como Antonio Ríspoli, quien valoró el beneficiar a la gente más humilde y comprometió su aporte a la nueva traída de buses (lo cual sacó aplausos, cual verdadera tribuna).

Su colega Emilio Boccazzi remarcó la incidencia de este aporte municipal en una mejor asistencia a los planteles beneficiados, como la Escuela 18 de Septiembre que subió un 4 por ciento.

El alcalde también aprovecharía de pedir un aplauso por el cometido en Argentina de la Orquesta de la Escuela Padre Hurtado, aprovechando la presencia de su director, Juvenal Henríquez.

Fricciones

Las primeras fricciones entre concejales se producirían luego que Roberto Sahr señalara no oponerse a los buses, pero instara “a hacer lo correcto” en una próxima compra. Este sería increpado por su par Mario Pascual, quien le hizo ver que “cuando uno dice cosas al voleo nos llegan a todos”. Sahr volvería a la carga desafiándolo a decir quién se embolsó los 110 mil dólares (51 millones de pesos) sobrantes de la operación.

Más lejos llegaría el concejal Vicente Karelovic, al referir que no sólo hay “perfume de corrupción y una mala administración”, sino que los buses no fueron donados sino que comprados y que hubo facturas falsas, a la luz del informe de la Contraloría de Puerto Montt. Remató con la frase: “lo lamento profundamente por los funcionarios, quienes deberán pagar el pato por una mala administración”.

Tras cartón, Mimica lo emplazó: “Esta es otra acusación al voleo que tendrá que demostrar ante los tribunales de justicia”, anticipando una eventual querella por injurias en su contra, así como lo hiciera con el concejal Sahr.

Al final, el edil repartió a cada concejal una copia del dictamen. Ante la prensa, insistió en que se darán todos los pasos en lo administrativo y jurídico para demostrar la transparencia que tuvieron el alcalde y los funcionarios en este proceso. En entrevista aparte, tampoco descartó querellarse contra el municipio de Puerto Montt.