Necrológicas
  • Oscar Ernesto Mancilla Urrea
  • Luisa del Carmen Roldán Ibáñez
  • Humberto Peñafiel Munizaga
  • Inés Mancilla Ruiz
  • Luisa Mercedes Cárdenas Cárdenas
  • Prudencia Gallegos Rubio

Horrible muerte encuentran dos trabajadores al arder antigua propiedad de la Estancia Cameron

Dos trabajadores de campo encontraron una horrible muerte al arder una antigua casa de la Estancia Cameron, en Tierra del Fuego. Las víctimas fatales fueron identificadas como Gonzalo Rodrigo Furnier Silva, de 39 años, nacido el 4 de diciembre de 1974 en Coihaique; y Patricio Javier Bülher Barriga, de 28 años, quien nació el 20 de junio de 1986 en la misma localidad de la Región de Aysén.
[…]

Por La Prensa Austral miércoles 3 de septiembre del 2014

Compartir esta noticia
276
Visitas


Dos trabajadores de campo encontraron una horrible muerte al arder una antigua casa de la Estancia Cameron, en Tierra del Fuego. Las víctimas fatales fueron identificadas como Gonzalo Rodrigo Furnier Silva, de 39 años, nacido el 4 de diciembre de 1974 en Coihaique; y Patricio Javier Bülher Barriga, de 28 años, quien nació el 20 de junio de 1986 en la misma localidad de la Región de Aysén.
Como todos los días, después de finalizar sus faenas en la Estancia Cameron, 150 kilómetros al sur de Porvenir en la comuna de Timaukel, los trabajadores Gonzalo Furnier y Patricio Bülher se fueron a descansar antes del anochecer, a la casa asignada por la administración del predio. Esta se ubicaba muy cerca del bordemar de la bahía Cameron y del barranco de la
desembocadura del río, a cuyos márgenes creció el caserío ganadero que hoy se denomina Villa Cameron y era la primera vivienda que se veía al costado norte del camino, al ingresar al poblado.
También como cada noche, el descanso debe haber sido plácido, con el cercano rumor del oleaje marino y con la esperanza de volver a dar todo de sí en su labor de ganadería ovina, como siempre, al día siguiente. Sólo que durante la mañana de ayer, la antigua construcción de estilo pionero rural se incendió, arrasando en cosa de minutos con todo lo que contenía el añoso inmueble, incluyendo a los dos trabajadores, por un fuego trágico e implacable avivado por el viento marino y la madera reseca por casi 70 años.

Comuna sin bomberos

Con una brigada contra incendios en receso y sin siquiera contar con el viejo carrobombas que le había dado en comodato el Cuerpo de Bomberos de Porvenir, que lo reclamó de vuelta por la inactividad de los voluntarios de Cameron, no hubo nada que se opusiera al voraz apetito de las llamas.
Según Carabineros, cuyos funcionarios no existen en la villa, pero que acudieron desde San Sebastián y Pampa Guanacos, a los que se sumó poco después la Sección de Investigación Policial (Sip) de Porvenir, el siniestro se originó entre las 6,30 y las 7 horas de este martes 2 de septiembre.
Desde un comienzo se temió por la vida de los dos ocupantes, pues aunque al derrumbarse la casa ya consumida por el incendio, no se divisaron los cuerpos de los dos trabajadores, ello dio pie para pensar que habrían salido antes del inicio del fuego y que hubieran salvado sus vidas. Pero la esperanza se terminó cuando finalmente se logró identificar parte de los restos de los dos hombres, uno de los cuales (Furnier Silva) había traído a su madre y a su esposa a Tierra del Fuego y ambos residían en la isla hace más de dos años.

Búsqueda de los cuerpos

Durante la mañana de ayer, al conocerse la trágica noticia en la capital fueguina, por disposición del fiscal (s) de Porvenir, Marcelo Figueroa, se envió desde el Hospital Marco Chamorro Iglesias un equipo del Servicio Médico de Urgencias (Samu) con un médico y paramédicos, para ayudar a la búsqueda de los cuerpos. Asimismo -también a solicitud del fiscal- el Cuerpo de Bomberos de Porvenir despachó su carrobombas BX-1, con un grupo de voluntarios, para colaborar en la remoción de los restos de la casa siniestrada.
Por la tarde llegó también a Villa Cameron el vehículo del Servicio Médico Legal (SML) de Punta Arenas, que trasladaría los restos de las dos víctimas, hasta la sede del SML regional, donde se le practicarían las autopsias de rigor. Poco más tarde -por las características de la tragedia y por intervención del fiscal titular de Porvenir, Oliver Rammsy- fue enviado desde Punta Arenas el móvil y personal especializado del Laboratorio de Criminalística (Labocar) de Carabineros, que desde la misma noche de ayer -apenas llegados al sitio del suceso- comenzaron a investigar las causas del incendio.
Alcalde lamentó tragedia
Como “totalmente lamentable” calificó el alcalde de Timaukel, Alfonso Simunovic, el trágico fallecimiento de los dos muy conocidos campesinos que laboraban en la Estancia Cameron y que habían llegado desde Coihaique hace pocos años, a quienes señaló como “muy buenos vecinos”. Al respecto, dijo que por ahora no funciona la brigada de Bomberos de Timaukel, la que sí se está volviendo a conformar, e incluso hay un proyecto en marcha ante el gobierno regional, para contar con un carrobombas nuevo en la comuna.
“En todo caso, aunque haya habido bomberos, incluso teniendo los medios, no había nada que hacer porque cuando se detectó el incendio, estaba todo consumado”, relató el jefe comunal, que ayer estaba en Punta Arenas pero que al saber lo sucedido, de inmediato contactó a gente de su municipio e inició viaje a la villa. Detalló que la persona encargada de dar la luz desde el generador, 20 minutos antes de las 7 AM, fue quien primero divisó el resplandor del fuego a la distancia.
“Llegó enseguida al lugar, pero ya no había nada. Era la primera casa, que está más retirada del resto, la que hace unos años ocupaba el contador de la estancia de entonces, Roberto Andrade, cuando estaba la Sociedad Cameron. Por eso costó que alguien viera algo, por la distancia”, explicó.
Recordó que la vivienda destruida, si bien era un par de décadas más moderna que las antiguas de la propiedad ganadera, en sus inicios fue el retén histórico de Carabineros, cuando recién se formaba la actual Estancia Cameron. Más tarde -al construirse un nuevo retén, que hace un par de décadas se cerró- fue la casa del personal policial, para terminar como residencia del contador y finalizar como hogar de trabajadores.
Por lo anterior, Simunovic también lamentó perder una construcción patrimonial de la comuna. Terminó anticipando que el municipio de Timaukel se pone a disposición de los familiares de los occisos, tanto en el aspecto social como en lo que les sea requerido.